La Región

Casilda despidió a una vital luchadora por los derechos humanos

Gladys Bonafede fue madre de Eduardo Bracaccini, asesinado en la última dictadura militar.

Domingo 01 de Julio de 2018

Familiares, allegados y militantes de organismo de derechos humanos de Rosario y Casilda despidieron ayer en un clima de profunda congoja los restos de Gladys Bonafede, quien se destacó en Casilda por su lucha en busca de "Memoria, Verdad y Justicia" tras el asesinato de su hijo Eduardo Bracaccini en la última dictadura militar.

Su figura fue evocada por el grupo local Unidos por la Memoria y Ante el Olvido (Umano) a través de un comunicado donde rescata que "ella tuvo la valentía de denunciar a (Eugenio) Zitelli, el cura cómplice del terrorismo de Estado; no le tenía miedo, algo de lo que no muchos casildenses pueden jactarse y tuvo que convivir con él en la misma ciudad, durante más de veinte años".

El cuestionado sacerdote, quien se desempeñó como capellán de la policía de Rosario en la época de plomo, falleció en marzo de este año cuando estaba a punto de ser juzgado por delitos de lesa humanidad en el marco de la tercera parte de la megacausa "Feced", lo que imposibilitó que rinda cuentas ante los Tribunales federales de Rosario por una serie cargos en su contra.

La organización Umano además valoró las convicciones e ideales de Gladys, quien falleció el viernes en Casilda a los 89 años, al sostener que "a lo largo de su lucha, nunca habló de venganza y no sólo pidió justicia por Eduardo —quien era militante de la Juventud Universitaria Peronista (JUP)— sino que hizo una lista con los nombres de otros compañeros desaparecidos de nuestra ciudad que el silencio y el olvido intentaron borrar".

"Con la hermosa letra que tenía —recordó el organismo— escribía en lápiz los discursos que leía para la conmemoración de cada 24 de Marzo y los nombraba siempre, sin olvidarse de ninguno y les llevaba la luz de la reivindicación que tanto merecían".

Asimismo, destacó, entre otras consideraciones, que "el 29 de junio de 2018 no sólo se nombrará a Casilda por su Santo Patrono que se festeja esa fecha, sino porque será para muchos el día de homenaje a ella, a nuestra Madre de la Plaza de la fuente, la que luchó aguerridamente por Memoria, Verdad y Justicia, la que llevó el pañuelo de las Madres y Abuelas en el corazón, la que honró el recuerdo de Eduardo Bracaccini; la que finalmente se derramó sobre todxs nosotrxs y se reencontró con su hijo y los 30 mil compañerxs detenidos-desaparecidos".

El comunicado además fue suscripto por la Comisión por la Memoria, Verdad y Justicia, APDH Argentina y Regional Rosario, la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos, familiares de detenidos y desaparecidos por razones políticas, Espacio Juicio y Castigo de Rosario y Agrupación Hijos Rosario

Gustavo Orellano


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});