La Región

Balearon la casa de un funcionario y una concejala de Fray Luis Beltrán

Ocurrió el martes pasado el mediodía. En total fueron ocho impactos. El coordinador General de la Municipalidad renunció a su cargo.

Jueves 14 de Febrero de 2019

La Justicia de San Lorenzo investiga el atentado sufrido por Marcelo Herrera, de 59 años, quien se desempeñaba como coordinador General del municipio de Fray Luis Beltrán, a quien le balearon el domicilio. La víctima, que renunció a su cargo tras el episodio, es el esposo de la concejal justicialista Alejandra Jurado. No se registraron heridos.

El hecho se produjo pasadas las 13.45 del martes, en la vivienda de Presidente Perón 87, de Fray Luis Beltrán. Según la denuncia radicada por Herrera en la comisaría 4ª de esa ciudad, llegaba a su casa cuando escuchó detonaciones de arma de fuego y llegó a ver al agresor por el espejo retrovisor de su automóvil.

El ahora ex funcionario llegó a ver a un hombre joven, a quien, si bien no identificó, llegó a ver algunas características de su físico y su vestimenta. Aunque no fue confirmado oficialmente, se trataría de un sujeto joven, de contextura mediana, que vestía ropa oscura y llevaba gorra.

El agresor huyó hacia el este y subió a una moto, en la que otro sujeto lo estaba esperando, y se dio a la fuga por avenida San Lorenzo (ruta 11 en el tramo correspondiente a esa ciudad del cordón industrial).

La policía verificó ocho disparos de arma calibre 22 contra la fachada de la vivienda, cuatro de ellos dieron en la puerta y otros cuatro en la ventana, y se hallaron vainas servidas de proyectiles del mismo calibre en la vereda.

Hermetismo

Tras el atentado, Herrera mantuvo un cerrado hermetismo, no habló con la prensa y, en el brevísimo diálogo telefónico que mantuvo ayer con LaCapital, dijo que no se encontraba en su domicilio, ni en la ciudad, "ni en la zona". Y se excusó de hacer declaraciones porque "todo está bajo secreto de sumario".

También fue escueta la información brindada por Fiscalía. Las fuentes del Ministerio Público de la Acusación consultadas corroboraron que "en el día de ayer (por el martes), pasadas las 13.30, según los primeros testimonios, personas no identificadas que se trasladaban e motocicleta realizaron disparos de arma de fuego contra la fachada del domicilio de calle Presidente Perón al 80. Se dio aviso al fiscal de sede San Lorenzo (Carlos) Ledesma, y se dio intervención al Gabinete Criminalístico de la Policía de Investigaciones, se secuestraron vainas calibre 22 que fueron enviadas a balística, se corroboraron ocho impactos en la fachada del domicilio; se tomó testimonio a las víctimas y hay medidas sobre algunas líneas de investigación en reserva".

Otro hecho

Aunque una de las "líneas de investigación" seguramente pasa por establecer si hay algún vínculo entre el atentado y la actividad política de Herrera y Jurado, también se especula con alguna posible relación entre el episodio y otro sucedido la noche del domingo, cuando un familiar fue abordado por un sujeto al ingresar a un hotel de la zona de la terminal de ómnibus de Rosario, quien le disparó en el abdomen y en un brazo.

Es que, tal como lo publicó este diario en su edición digital del lunes, "Aurelio H.", de 35 años, se encontraba cerca de las 23 del domingo en un hotel Santa Fe al 3600 cuando fue abordado por un sujeto que le efectuó varias detonaciones. La víctima fue trasladada al Hospital Centenario por un móvil del Sies y, tras ser examinada por personal médico, le diagnosticaron herida de arma de fuego en abdomen y en el brazo derecho, quedando en observación.

No se conocen los móviles de aquel ataque, pero en Beltrán los vecinos dicen que se trataría del hijo de Herrera, y se preguntan si no hay vínculo entre un atentado y el otro, ambos con armas de fuego y con tinte mafioso. Oficialmente no se informó nada al respecto.

La casa está a menos de una cuadra de la ruta, cerca de calle Sarmiento, sobre una calle de concreto. Tiene dos ventanas con celosías metálicas y una puerta de hierro con vidrios, en las que ayer podían verse las perforaciones hechas por los proyectiles, y tapadas con cinta adhesiva.

Los Herrera (o familiares) también regentean la remisería Beltrán, ubicada por calle Santa Fe, a escasos metros de la ruta, muy cerca de la casa que fue baleada el martes.

Lo cierto es que, tras el atentado, el intendente de Fray Luis Beltrán, Mariano Cominelli, le pidió la renuncia al funcionario, quien la elevó inmediatamente.

Según fuentes de la Municipalidad, Cominelli optó por desvincular a Herrera, al menos hasta tanto se esclarezca si lo ocurrido tuvo motivaciones políticas o si se trata de algún entuerto vinculado con su vida privada o actividad comercial.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});