LA REGIÓN

Baigorria espera no menos de 2 mil chicos para las vacaciones de invierno en las plazas

Se harán actividades en 12 barrios de la ciudad, desde el lunes hasta el sábado. "Los niños fueron los más afectados por la cuarentena", afirman desde la organización.

Domingo 18 de Julio de 2021

“Los chicos fueron el sector más golpeado por la cuarentena y el aislamiento. Si los adultos hoy podemos reunirnos en un bar, ellos lo menos que merecen es poder hacerlo en una plaza, con los cuidados y protocolos necesarios, por supuesto”. En estos términos se refirió la secretaria de Cultura y Deporte de Granadero Baigorria, Eliana Trivisonno, al referirse a las actividades planeadas para las vacaciones de invierno en la ciudad. Estiman que no menos de 2 mil niños y adolescentes participarán de los encuentros, previstos en los espacios libres de los barrios más populares, aunque pueden llegar a ser muchos más, acorde vayan sucediéndose los encuentros. Por si acaso, ya les piden a los padres, y a los mismos interesados, que no se trasladen de un barrio a otro, salvo que en su lugar específico de residencia no haya actividades programadas.

“Acercate a la plaza de tu barrio, respetá tu burbuja y así nos cuidamos entre todos”, dice la convocatoria que lanzó el municipio para este invierno, en el marco de las actividades planeadas para las vacaciones.

Concretamente, entre el lunes 19 y el sábado 24 de julio, las plazas principales de 12 barrios de la ciudad serán escenario de actividades lúdicas, no estrictamente deportivas, y en las que buscará evitarse el contacto físico directo. Habrá mimos, zancudos, payasos, juegos y una sorpresa: merienda para que todos se lleven a sus casas.

Cada día, dos barrios serán escenario de los encuentros, que están previstos de 14 a 15.30, y de 15.30 a 17, aprovechando la franja horaria que pueda ofrecer un clima más propicio para estas actividades. Se eligieron 12 barrios, los más populosos, y sus plazas representativas. Quienes no vivan en esos lugares y quieran participar, pueden trasladarse, aunque las autoridades lanzan en un pedido de no hacer desplazamientos innecesarios. Estas jornadas concitan la atención de los chicos, pero cada uno tiene que saber que tiene una plaza de referencia.

“Desde el principio de este período de gestión nos planteamos no dejar a los chicos sin actividades. Si bien estamos en una pandemia y hay restricciones que respetar, los niños y niñas estaban esperando estos espacios de encuentro. Forman parte de un sector muy golpeado por la pandemia, sujeto a restricciones impuestas por los adultos. Ahora, merecen su momento de distracción, encuentro y recreación”, reflexionó la funcionaria.

IMAGEN ELIANA TRIVISONO.jpg
Eliana Trivisonno, encargada de Cultura y Deportes de Baigorria.

Eliana Trivisonno, encargada de Cultura y Deportes de Baigorria.

Ahora, los más de 20 “profes” que conforman el equipo de Cultura y Deportes se dividirán en mitades entre las dos plazas que, cada día, estarán asignadas a la recreación. La idea es trabajar en burbujas, armar circuitos de juego sin contacto, para cuidar los protocolos, con propuestas recreativas y al aire libre. Y preparan algunas sorpresas, como los zancudos, los mimos y, de yapa, la merienda para que puedan llevar a sus casas.

“En Baigorria siempre se hicieron actividades masivas, que ahora, por la pandemia, hay que restringir. No se puede contratar un pelotero, pero sí aprovechar los lugares libres donde se pueden desarrollar juegos y propuestas. Para estas vacaciones esperamos no menos de 2 mil chicos; seguramente serán más, pero los profesores los van a dividir en burbujas. Si bien nuestros talleres de Cultura y Deportes ya están funcionando, ahora será la plaza el escenario de la socialización, para para volver a retomar la cultura del encuentro, y en nuestros mismos barrios. Si los adultos nos podemos encontrar en un bar, cómo negarles a ellos, los niños, la posibilidad de hacerlo en una plaza”, reflexionó Trivisonno.

Por supuesto, todo dependerá del tiempo. Si llueve, se buscará reprogramar las actividades. “Lo importante es que cada uno tenga su espacio y su festejo”, cerró la funcionaria.

IMAGEN BAIGORRIA VACACIONES 2.jpg
La niñez fue la más afectada por la cuarentena y el aislamiento. Ahora, a disfrutar (foto ilustrativa)

La niñez fue la más afectada por la cuarentena y el aislamiento. Ahora, a disfrutar (foto ilustrativa)

Visitas al cementerio

Mientras tanto, y tal como lo adelantó La Capital en ediciones anteriores, Granadero Baigorria pudo volver a las visitas presenciales al Cementerio Redentor, con una particularidad: en esta ocasión, el tradicional recorrido guiado por la docente Mariana Rossi estuvo acompañado por una puesta en escena de artistas locales, quienes interpretaron a distintos personajes de la historia, tanto de Baigorria como de otras latitudes.

Por eso, ahora los visitantes podrán encontrarse con un recreado Giovanni Orsetti, primer propietario de lo que hoy es el cementerio y considerado fundador de Pueblo Paganini, el antiguo nombre de Granadero Baigorria. Y más luego, con Raquel Livermann, quien sufriera la entonces llamada trata de blancas y fuera la primera denunciante del calvario que sufrían las mujeres en los burdeles de todo el país. Todo esto en una puesta en escena que ayuda a reconstruir la época y acercar al visitante a lo que fue la historia, no sólo de la ciudad, sino del mundo prostibulario en general.

Ocurre que, y como ya lo publicó este diario, El cementerio Redentor, desplegado en dos predios en ambas manos de Orsetti al 1300, tiene algunas características que lo hacen casi único: su enorme extensión y la cantidad casi incontable de restos que allí reposan, así como el patrimonio arquitectónico.

La necrópolis es testigo de la epidemia de cólera que castigó a la región a fines del siglo XIX. Entre 1886 y 1887, los muertos en Rosario por cólera ascendieron a 1.156. La zona norte rosarina no tenía (ni tiene) cementerio, de modo que la necrópolis baigorriense, inaugurada por Lisandro Paganini, también fue un gran negocio, hasta que en el siglo XX pasó a manos del Estado.

Pero en los últimos años se hizo más conocido por el cementerio Hebrero, o llamado “De los rufianes”, donde reposan algunos responsables de lo que fue la Zwi Migdal (o un apéndice de ella), organización dedicada a la trata de personas en las primeras décadas del siglo XX.

El municipio abrió, en esta última gestión de Cultura, el cementerio al público. Algo que había permanecido tan oculto y tan circunscripto a la visita de los deudos, se convirtió en una atracción para propios y extraños. Ya fueron varias las recorridas guiadas, pero la última añadió la participación de actores en una recreación de época. La actividad se repetirá el 31 de este mes, quizás con más ingredientes todavía. Pero a no ilusionarse ni apurarse: el cupo es de 30 personas y tienen una lista de espera de 200.

“En este marco, estamos pensando en darle más regularidad, no queremos que nadie quede afuera”, dijo la funcionaria. “El Redentor, testigo de la historia" (así es como nombraron a la actividad) es una propuesta cultural “que logra enlazar los orígenes de nuestra ciudad, historias de personas que han sido importantísimas en la vida fundacional del pueblo, historia de nuestros barrios, arquitectura y el arte vivo de nuestros actores locales. Una propuesta cultural única, jamás vista en la ciudad ni en la región”, afirma Trivisonno no sin cierta euforia.

Cronograma para las vacaciones

En cuando a las actividades preparadas para los más chicos, el municipio difundió el cronograma, día por día, barrio por barrio, con los correspondientes horarios:

  • Lunes 19 de julio:

Barrio La Paz, de 14 a 15:30.

Barrio Industrial, de 15:30 a 17.

  • Martes 20:

Maristas, de 14 a 15:30.

Martín Fierro, de 15:30 a 17

  • Miercoles 21:

Espinillo, de 14 a 15:30.

Santa Rita, de 15:30 a 17.

  • Jueves 22

San Fernando, de 14 a 15:30.

Los Robles, de 15:30 a 17.

  • Viernes 23:

Remanso, de 14 a 15:30.

San Miguel, de 15:30 a 17.

  • Sábado 24:

Litoral, de 14 a 15.30.

Bon Vivant, de 15.30 a 17.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario