La Región

Autorizaron al cardenal Karlic a declarar por escrito

El cardenal Estanislao Esteban Karlic declarará por escrito en el juicio contra Justo José Ilarraz por abuso de menores, según la autorización del tribunal de Paraná, mientras que tres sacerdotes confirmaron haber visto cómo las víctimas eran llevadas a la habitación del cura.

Viernes 04 de Mayo de 2018

El cardenal Estanislao Esteban Karlic declarará por escrito en el juicio contra Justo José Ilarraz por abuso de menores, según la autorización del tribunal de Paraná, mientras que tres sacerdotes confirmaron haber visto cómo las víctimas eran llevadas a la habitación del cura.

Karlic, que ya en 2014 declaró por escrito en esta causa, volverá a hacer uso de este recurso a pedido de su abogado, Marciano Martínez, y por decisión del tribunal, que integran Alicia Vivian, Carolina Castagno y Gustavo Pimentel, que hoy resolvió en ese sentido.

Por esta decisión, la Fiscalía incorporará hoy el pliego de preguntas que quiere realizarle al cardenal Karlic, arzobispo emérito de Paraná, mientras que el resto de las partes tendrán plazo hasta el 9 de mayo para hacerlo. Ilarraz está acusado de abuso y corrupción agravada de menores en el Seminario Arquidiocesano Nuestra Señora del Cenáculo entre 1985 y 1993, cuando se desempeñaba como preceptor y tenía los chicos a su guarda. Incluso, en algunos casos, también operaban como su "guía espiritual".

Testimonio de tres sacerdotes

Ayer, en la sala de audiencias número uno, donde se sustancia el juicio a puertas cerradas, declararon tres sacerdotes, quienes, según contó el abogado querellante, Marcos Rodríguez Allende, "reconocieron que las víctimas solían ir a la habitación" de Ilarraz. Los curas Javier Balcar y Ramón Estanislao Zapata, negaron haber visto a Ilarraz en actitudes impropias y admitieron que sólo se advertía cierta preferencia por algunos grupos, aunque no vincularon con ninguna situación en particular.

Eduardo Jacob, también sacerdote, fue alumno de Ilarraz, declaró en la investigación diocesana ordenada en 1995 por Karlic y fue uno de los testigos durante la investigación "puertas adentro" que impulsó la curia local.

Al inicio del juicio, Karlic, de 92 años, había argumentado que su avanzada edad y su delicado estado de salud le impedirían presentarse a declarar en el juicio. Sin embargo, una junta médica confirmó el 26 de abril que sí estaba en condiciones de hacerlo.

La declaración por escrito es una fórmula que también solicitaron el actual arzobispo Juan Alberto Puiggari, y el obispo de Concepción, Tucumán, José María Rossi, quien fue arzobispo de Paraná entre 1993 y 2003.

Para gozar de este beneficio, el cardenal Karlic se amparó en el Código Procesal Penal entrerriano que concede estas prerrogativas para representantes de los tres poderes en altas jerarquías como a los dignatarios de la Iglesia.

Karlic fue quien designó a Ilarraz como prefecto de disciplina del Menor, a cargo de adolescentes que cursaban la secundaria orientada al sacerdocio, y que permanecían allí como pupilos.

Los testigos que se han presentado hasta ahora coinciden en que Karlic estuvo en conocimiento de las vejaciones de Ilarraz.

El 18 de diciembre de 1996, el cardenal firmó un decreto que le prohibió al cura todo contacto con los seminaristas y lo expulsó de la diócesis.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario