La Región

Assa sumó 720 mil litros diarios a la red de Rufino

La empresa anunció la concreción de la primera etapa de renovación del acueducto Tarragona.

Domingo 02 de Septiembre de 2018

Con la concreción de la primera etapa de renovación del acueducto Tarragona, la empresa Aguas Santafesinas (Assa) aseguró que se ha tornado "más confiable el servicio de agua potable para toda la ciudad de Rufino".

A partir de la habilitación del tramo renovado de cinco kilómetros, se recuperan aproximadamente 720 mil litros de agua por día, que antes se perdían por fugas existentes en la antigua cañería.

Antes de la obra de renovación, el conducto recibía el aporte de más de 50 perforaciones, a las que se agregan 80 metros cúbicos/hora producidos por la planta potabilizadora para completar el volumen de agua que es distribuido a toda la ciudad. Desde que se puso en funcionamiento el tramo de nueva tubería, se produjo un ahorro significativo de agua que posibilitó sacar de funcionamiento dos perforaciones, manteniendo el mismo caudal que se bombea a la ciudad.

En este sentido, desde el distrito de ASSA en Rufino precisaron que actualmente hay "mayor disponibilidad de agua, lo que nos va a permitir enfrentar el próximo verano de manera más eficiente, contando también con mayor recuperación en el rebombeo de agua hacia la ciudad".

Además destacaron que "al sacar de funcionamiento por un tiempo algunas perforaciones se produce un ahorro de energía".

La obra

El conducto, que desde perforaciones en la zona rural transporta parte del agua que se consume en la ciudad de Rufino, se hizo gracias a una inversión del gobierno de la provincia de Santa Fe de 23 millones de pesos.

El Acueducto Tarragona fue construido a mediados del siglo XX, con una extensión de 18 kilómetros desde el paraje del mismo nombre hasta la ciudad de Rufino, en paralelo a la Ruta Nacional Nº 33.

Con el transcurso de los años, las frecuentes roturas que sufría el acueducto, con los consecuentes cortes de servicio, hicieron necesario encarar un proyecto de renovación en la traza del ducto.

En la actual gestión provincial se recambió un tramo del acueducto que se extiende desde el inicio, próximo a la Estación Tarragona, hasta las cercanías del pozo Nº 19, en una obra que alcanzó una longitud total de cinco kilómetros, con un diámetro de 355 milímetros de cañería de PVC. Sobre esta cañería se colocaron cuatro cámaras de desagüe y cinco válvulas de aire, además de una serie de ramales que permiten vincular los pozos a la nueva traza, consignaron desde Assa.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario