La Región

Advierten que sin transporte podría haber deserción de estudiantes rurales

Vence el contrato con las combis de traslado de chicos del departamento Caseros y el gobierno provincial no tendría previsto renovarlo.

Sábado 30 de Junio de 2018

Mientras el reclamo de los docentes de escuelas rurales para que la provincia le garantice el servicio de transporte aún sigue irresuelto, sobrevuela por estas horas el fantasma de la deserción entre los alumnos que concurren a estos establecimientos al tampoco tener asegurado su movilidad a partir de la semana próxima.

Es que al menos en el departamento Caseros, el contrato para que los chicos sigan siendo traslados en combis vence por estas horas y el gobierno santafesino no tendría previsto renovarlo, razón por la cual los padres de los estudiantes se encuentran en un estado de incertidumbre sobre la definición que tomará finalmente el Ministerio de Educación para resolver la problemática.

Si bien ya fueron advertidos sobre la intención de instrumentar un sistema de becas para que cada familia rural se haga cargo del traslado de sus hijos, el ofrecimiento, tal como dio cuenta días atrás este diario, no satisface las expectativas más aún cuando "ni siquiera existe claridad respecto al monto que se otorgaría para hacer frente a los costos de movilidad", indicaron. Y si no tienen otra alternativa más que aceptar la cuestionada propuesta anticiparon que tal modalidad podría poner en riesgo la continuidad escolar de los chicos.

"Esta opción es, más que una solución, un problema, ya que nos veríamos obligados a contratar un medio de transporte particular y hacernos cargo de una situación que debería resolver el Estado provincial que, sin embargo, desprotege y deja todo librado a nuestra suerte", coincidieron en señalar algunos padres que conversaron con este cronista y cuyos hijos concurren a las escuelas rurales casildenses números 1.202 Luis Crenna y 2.202 Nicolás Avellaneda.

Incluso, fueron más lejos al manifestar la sensación de que "con esta actitud se está desalentando la educación rural sin tener en cuenta la importancia que tiene para nuestros hijos ya que es un espacio donde aprenden y se sienten contenidos, lo cual no ocurre, como ya quedó demostrado, en las escuelas que funcionan en la ciudad y no se adaptan por diferentes razones".

En tanto, los docentes siguen esperando una repuesta al planteo que días atrás, como también publicó este diario, realizaron con el acompañamiento del gremio Amsafe ante la Delegación V de Educación, con sede en Cañada de Gómez, para que brinde soluciones al problema que significa tener que trasladarse por sus propios medios a dar clases pese a que, en su momento, titularizaron sus cargos al tener garantizado el servicio de transporte.

Los educadores no sólo sienten vulnerados "derechos adquiridos", sino "dolor" por la "situación de tristeza, impotencia e incertidumbre por la que están atravesando padres y alumnos" a causa de lo sucedido que, sin rodeos, consideran que "atenta" contra la educación pública y la igualdad de oportunidades.

El problema, aunque cada caso tiene particularidades, afecta a escuelas de campo de los departamentos Caseros, San Cristóbal e Iriondo. El asunto preocupa en el ámbito político al punto que legisladores de la oposición ya plantearon el tema y hasta presentaron proyectos en busca de soluciones.

En tal sentido, la diputada casildense, Claudia Giaccone, advirtió que "tenemos que estar atentos porque el contrato que se hace al transporte es hasta el 30 de junio por lo menos en el departamento Caseros, por lo que no está garantizado todavía el semestre que viene para el traslado de los estudiantes, y menos aún de los docentes que siguen movilizándose en autos particulares. En el caso de Caseros —indicó la legisladora— hay alumnos que están a muchos kilómetros (de las escuelas rurales de Casilda donde concurren), tal el caso de Los Nogales, por lo que, (de no haber soluciones), cada uno tendrá que buscarse alguna escuela cercana" porque el "rumor es que se van a cerrar estos núcleos rurales".

En tanto, el diputado Leandro Busatto impulsó un pedido para que el Ministerio de Educación informe sobre la interrupción de clases que se registró semanas atrás en los escuelas rurales de Casilda debido a la falta de pago con los propietarios de las combis afectadas al traslado, lo cual ya fue solucionado.

Asimismo requirió un detalle de los fondos destinados al transporte de escuelas rurales además de medidas a adoptar para consolidar el sostenimiento del servicio, entre otros planteos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario