La región

Acusan a universitarios por el abuso sexual de tres adolescentes

Las invitaron a una fiesta en una casa quinta en Las Parejas pero nunca fueron. En otro predio las sometieron sexualmente y ellas no recuerdan nada.

Miércoles 29 de Julio de 2020

Tres estudiantes universitarios mayores serán imputados hoy por abuso de tres adolescentes en Las Parejas, tras invitarlas a una fiesta el 13 de junio, que supuestamente se realizaría en una quinta y finalmente se concretó en un predio en el que funciona un estacionamiento y un lavadero de autos.

   Según la defensora Analía Abreu, todo comenzó con una invitación que recibió una de las chicas en una red social, en l que prometían llevarlas a una casa quinta en las afueras del casco urbano de Las Parejas, donde habría música e invitados, pese a las restricciones previstas en el aislamiento social y preventivo por el Covid-19.

   Esos planes fueron modificados y, ni bien las pasaron a buscar en una camioneta, fueron trasladadas a un estacionamiento ubicado en la ciudad, donde había bebidas alcohólicas y música. “Esto sorprendió a todas porque el plan era otro”, indicó Abreu para aclarar que en ese lugar había “más de cinco hombres mayores, aparte de los tres que había en la camioneta”.

   “Al día siguiente las chicas (dos de ellas) no recordaban absolutamente nada, una estaba semidesnuda y la otra tenía un golpe en la cara, por lo que tuvieron que reconstruir lo que pasó por los dichos de una tercera, quien les contó lo sucedido e incluso acompañó a una de las protagonistas ante una crisis nerviosa que había atravesado esa noche, producto de los hechos aberrantes que están bajo investigación”, abundó la abogada, que se limitó a dar detalles de sus defendidas y evitó hablar de una cuarta participante.

   “No hubo vínculo previo con los organizadores”, dijo Abreu, quien sostuvo que en la fiesta “hubo episodios de violencia sexual y que una de las mujeres intentó evitar”.

   Desde la Fiscalía Regional indicaron que las chicas no fueron a la fiesta “en contra de su voluntad” y que estaban al tanto que se iba a realizar en ese estacionamiento donde funciona un lavadero de autos, de modo que se contrapone la versión que indica que las chicas habían sido engañadas por el grupo de organizadores.

   El 20 de junio se ordenaron seis allanamientos en los que se secuestraron celulares, vestimenta de los involucrados y material de interés para la causa, de acuerdo a los datos reflejados en la denuncia. También solicitaron el análisis de los celulares y las imágenes DVR de las cámaras de seguridad del lugar junto al informe forense de una denunciante.

   No obstante, el fiscal Santiago Tosco imputará hoy por abuso sexual a tres de los seis jóvenes que participaron de la fiesta para realizar cotejos de ADN de muestras colectadas, a fin de corroborar si pertenecen o no a los sospechados de abuso sexual.

   La imputación es por abuso sexual con acceso carnal y violación al aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto por el gobierno nacional en el marco de la pandemia. Y anticiparon que, de acuerdo al resultado del examen genético, podría cambiar la imputación hacia uno o varios jóvenes involucrados en el caso denunciado por la madre de una de las víctimas el pasado 17 de junio en la Fiscalía descentralizada de Las Parejas.

“Hablamos de agresiones sexuales, robo de teléfonos y otras figuras que no son leves”, dijo la abogada.

   “Lo que sucedió es doloroso, indigno e inhumano”, dijo la letrada y contó que las víctimas están atravesando un proceso de dolor pero que “están firmes, con valentía, bien plantadas y acompañadas para que haya justicia”.

   “Hay que exigir un resultado que sirva para poner fin definitivo a estas prácticas que son muy frecuentes, que ocurren muchas veces y no trascienden. Del mismo modo, hay que respetar y valorar el gesto inconmensurable de las madres que dicen «quiero justicia por mi hija para que no le pase a nadie más»”, remarcó la abogada.

   “Somos miles las mujeres que sufrimos, en mayor o menor medida, situaciones de agresiones sexuales. Lo vemos en nuestra provincia. Hace dos semanas se dio un caso en Reconquista, este fin de semana en Berabevú. Hay un aprovechamiento de chicas humildes por parte de personas que se encuentran en otro nivel de poder material, económico y de género”.

   “Estamos atravesados por una cultura machista en la que nuestras voces tratan de ser opacadas o tergiversadas. Es complicado visibilizar estas situaciones y es necesario tomar conciencia que las soluciones no están en el derecho penal. El trabajo debe estar en dejar de polemizar la educación sexual integral (ESI), educarnos más, criar hijos que respeten y no ejerzan violencia sobre ninguna”, concluyó la abogada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario