La Región

Acotaron la búsqueda de la mujer desaparecida en Capilla del Monte

Dos cámaras de seguridad ubicaron a Mariela Natali, la sanlorencina de 44 años extraviada, en inmediaciones del balneario La Toma.

Lunes 10 de Febrero de 2020

Durante el quinto día de búsqueda de Mariela Natali, la vecina de San Lorenzo desaparecida en Capilla del Monte, la búsqueda se orientó a un sector serrano delimitado por los senderos que nacen desde el balneario La Toma y conducen hasta la cima del cerro Uritorco y hasta el dique Los Alazanes. La novedad modificó las tareas de los equipos de salvamento que acotaron su sector de rastrillaje a partir de las imágenes aportadas por dos cámaras que ubicaron a la sanlorencina, de 44 años, en inmediaciones del balneario y se supone que habría ascendido por algunos de los caminos mencionados.

Mariela es intensamente buscada desde el martes último cuando fue vista por última vez por una amiga de la localidad cordobesa cuando transitaba uno de los caminos hacia el balneario La Toma. Desde ese día no hubo más noticias de su paradero y el miércoles, la Justicia cordobesa lanzó un pedido para dar con la mujer.

Según informó el comisario Cristian Lencina, a cargo del operativo de búsqueda, hay registros de videocámaras que ubican a Natali camino al cerro Uritorco. "Serían dos las cámaras que registraron su paso: una en zona del ingreso y otra más arriba", indicó el policía y precisó que no hay registros de esas cámaras que indiquen que la mujer descendió nuevamente hacia el balneario desde el que parte el sendero que conduce al cerro.

Ayer, se agregaron además brigadas especializadas de canes, buzos, rastreo con drones, personal de bomberos, policías, lugareños, familiares y amigos de la mujer desaparecida, que ahora direccionaron sus tareas hacia ese sector.

Colaboración

Desde la Fiscalía de Instrucción de la ciudad de Cosquín se difundió un comunicado en el que solicita la colaboración de toda la población y de los turistas que visitan la región con el fin de dar con Mariela quien mide 1,76 metro y vestía musculosa negra, pantalón capri negro, zapatillas negras y llevaba una mochila negra. Es de tez blanca, pelo largo color negro y lacio, ojos color marrón y pesa 70 kilos, aproximadamente.

Este viernes, agentes de distintas fuerzas rastrillaron varias zonas de monte y los investigadores de la Departamental Punilla trabajaron de manera intensa en distintos puntos de la región para develar el misterio de la desaparición de la mujer. La búsqueda continuó el sábado y ayer, pero al cierre de esta edición no había novedades.

"Estaba en el barrio La Toma, de Capilla del Monte, el último rastro de ella fue el martes al mediodía, después no supieron más nada de ella", precisó Karina Olmos, una amiga de la mujer. Y agregó que el último contacto que hubo con Mariela fue "a las 11 del martes", cuando se cruzó con una amiga y quedó en ir a tomar unos mates luego de pasar la tarde en el río.

Lo curioso es que, aparentemente, en la casa donde se hospedaba estaba todo tal cual lo había dejado, salvo su celular que, de acuerdo al testimonio de amigos, no contesta desde el martes al mediodía. "El martes sonó el teléfono pero nadie atendió y el miércoles directamente sonó la casilla", precisó la amiga, quien agregó preocupada: "El temor más grande entre parientes y allegados es que se haya perdido en algún sendero o que le haya pasado algo". Pero resulta extraño porque aseguran que conocía el lugar.

Joana Heit, conocida de la mujer y una de las que se involucró en la búsqueda, contó a este diario que Mariela había ido a vacacionar a Capilla del Monte, donde viven sus tíos. "Ella iba todos los años y salía a caminar por esa zona. De hecho, salió para La Toma y en el camino se encontró con una vecina a la que le dijo que se había olvidado las ojotas y que volvía a buscarlas, para después ir al balneario. La última novedad fue esa, ni siquiera sabemos si llegó al balneario".

Joana recordó que inició con su cuñada la búsqueda porque las alertó la falta de comunicación, ya que siempre estaban en contacto. Se empezaron a preocupar, "porque Mariela no es alguien que tenga un problema y no lo cuente", afirmó.

A partir de la denuncia de pedido de paradero, se activó una intensa búsqueda en la zona del balneario La Toma de la localidad cordobesa a partir de la investigación emanada por la Fiscalía de Cosquín. La Justicia dejó el teléfono de los tribunales (03541) 452-293 (interno. 56261), el de la comisaría de Capilla del Monte (03548) 482-377 o 486-634, o a cualquier dependencia policial o judicial más cercana. La fiscal de Cosquín, Paula Kelm, está a cargo de la investigación.

Igualmente, y ante cualquier novedad, también fueron brindados teléfonos de allegados a la mujer en San Lorenzo: 3476-668740; 3476-537387 y 3476 200060.

"Varias veces en el año"

"Ella viene varias veces al año, conoce muy bien el lugar porque suele venir a la casa de los tíos. Ahora vino porque ellos viajaron a otro lugar y ella quedó al cuidado de la casa", contó ayer a LaCapital Carmen de Cappello, amiga de Mariela, quien ayer acompañó hasta Capilla del Monte a Alicia —la mamá de la mujer desaparecida— para seguir de cerca las instancias de la búsqueda.

"Junto a la mamá y a un grupo de amigos estamos colaborando también del rastrillaje en la medida en que podemos, también estamos pegando carteles con fotos de ella para que los visitantes puedan identificarla y dar aviso si alguien pude aportar algún dato", señaló Cappello y añadió que "ella nos informaba permanentemente, a los familiares y amigos, del lugar que frecuentaba y con quién estaba. Por esa razón la búsqueda comenzó rápidamente".

Cappello dijo además que el círculo íntimo de Mariela está preocupado "por la gran cantidad de versiones y cosas feas que se dicen sobre ella que no son ciertas" y describió a su amiga como "una persona de un corazón inmenso, muy inteligente, solidaria, sana y con gran apego a la vida deportiva. Muy dedicada a su madre, ya que viven solas en barrio José Hernández de San Lorenzo, porque su padre vive en Italia".

"Nuestro mayor interés está centrado ahora en que no se desvíe la atención de la búsqueda y que los malos comentarios no generen un concepto erróneo de ella. Es una gran persona, la queremos, la seguiremos buscando y por esas razones pedimos la colaboración de todos", concluyó su amiga.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario