..

La provincia promete ocuparse de una obra inconclusa en Cañada

El subsecretario de Protección Civil de la provincia de Santa Fe, Marcos Escajadillo, recorrió hace unos días las obras inconclusas del arroyo Cañada de Gómez...

Martes 29 de Enero de 2008

Cañada de Gómez.— El subsecretario de Protección Civil de la provincia de Santa Fe, Marcos Escajadillo, recorrió hace unos días las obras inconclusas del arroyo Cañada de Gómez luego de mantener una serie de reuniones con las autoridades locales del municipio y vecinos afectados por la última inundación, de noviembre de 2000.

  El funcionario del gobierno de Hermes Binner, que inició una gira por varias localidades de la provincia, también tuvo un contacto con los miembros de Defensa Civil para mejorar la organización de un sistema de prevención ante una posible emergencia.

  "La principal preocupación que escuché en los encuentros es que aún no ha sido aprobada la obra complementaria para que se terminen las tareas en el arroyo. Desde el gobierno de la provincia vamos a ocuparnos de que eso ocurra", dijo Escajadillo.

  Consideró, como opinan los afectados, que el expediente "está un poco demorado", pero añadió que la intención del gobierno que representa "es la de ocuparse de cada uno de los temas que requieren de una rápida resolución por parte de los funcionarios".

  "Siempre que hay alguna emergencia el saldo es mucho mayor que lo que cuesta la prevención. Por eso es importante la interrelación de las tareas para colaborar las cosas que son prioritarias", añadió.

 

Recursos. El motivo del viaje fue también conocer de boca de los pobladores cuáles son las posibles desgracias que pueden ocurrir y cuáles son los recursos con que se dispone para afrontarla. "Junto a los funcionarios locales hace años que estamos trabajando desde que estaba en la Municipalidad de Rosario", confió.

  Dijo también que además de la responsabilidad del Estado está la responsabilidad de los vecinos, como no sacar la basura a la calle cuando hay una alerta meteorológica porque eso obstruye las bocas de tormenta.

  "Medidas muy básicas y simples que hay que ponerlas en marcha y que hay que hacerlas saber. En muchas ocasiones se subestima el peligro, pero nuestra obligación es que todos estén informados", resaltó el funcionario. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario