..

La pareja imputada por el crimen de Chiara en Rufino seguirá presa

La madre del confeso adolescente asesino seguiría detenida en la Alcaidía de Melincué y el padrastro en Venado Tuerto. Así se resolvió tras la audiencia de apelación.  

Martes 02 de Junio de 2015

Tras la realización de la audiencia de apelación de la prisión preventiva de Carolina G. y Carlos C., madre y padrastro del principal implicado en el crimen de Chiara Páez, se espera ahora —en los próximos días— el dictamen del juez Fernando Vidal. El magistrado debe decidir si ambos imputados seguirán en prisión mientras se desarrolla el proceso, o si saldrán en libertad. Estiman que en el transcurso de la semana tomará una decisión, ya que son varios los puntos a analizar para tomar una determinación.

Trascendió que los integrantes de la pareja se encuentran detenidos en distintos lugares. Mientras que Carolina G. permanecería en la Alcaidía de Melincué, su pareja, Carlos C., padrastro del adolescente acusado del crimen y novio de Chiara Páez, estaría en la ciudad de Venado Tuerto.

Lo cierto es que durante la extensa audiencia de apelación —más de cuatro horas—, de la prisión preventiva realizada en la sala I de los Tribunales venadenses, la defensa de los dos adultos imputados por el homicidio de Chiara solicitó el cese de la prisión preventiva de sus defendidos lo que no fue otorgado por el juez Vidal, que se tomará esta semana para definir la situación.

Tenso debate. La audiencia atravesó momentos de acalorado debate entre la Defensa y la Fiscalía. Por su parte, el juez de Cámara Vidal deberá resolver en los términos de ley si ratifica la prisión preventiva pedida por el fiscal Mauricio Clavero y resuelta por la jueza de Rufino, Lorena Garini; si anula la imputación u otorga una medida alternativa a la prisión.

La defensa, a cargo del defensor regional, Mariano Mascioli, y del defensor público, Pablo Domínguez, planteó cuatro agravios: el primero es que la resolución carece de motivación; es decir de los fundamentos por los cuales la jueza decidió que correspondía la prisión preventiva pedida por el fiscal Clavero. También solicitó rechazo de la imputación, ya que consideró que los indicios aportados no alcanzan para involucrar a la pareja y además consideró que no está debidamente justificado el peligro procesal y rechazó la falta de plazos en la prisión preventiva.

"No hay elementos de convicción suficientes para imputar a mis defendidos en este hecho", sostuvo el defensor, quien además recordó que ya hay un detenido que asumió la responsabilidad del hecho: el novio de Chiara, cuyo proceso se lleva adelante en el Juzgado de Menores.

Por su parte, Clavero volvió a plantear las pruebas indiciarias con las que cuenta la Fiscalía y detalló específicamente el escenario que, en el terreno de las hipótesis, lo lleva a asegurar que las dos personas detenidas tuvieron algún grado de participación en el hecho.

En la audiencia estuvo presente el padre de la joven asesinada, Fabio Páez, quien mostró su conformidad sobre el trabajo que viene realizando la Fiscalía y sostuvo: "Esa noche hubo cinco personas que vieron a mi hija muerta, no sé cuál es el grado de participación de cada uno, pero todos estuvieron allí".

Acusados. Para el fiscal Clavero, los implicados Carolina G. y Carlos C. fueron partícipes del delito de homicidio agravado por el vínculo y femicidio, previsto en los incisos 1º, 11 y 12 del artículo 80 del Código Penal para "quienes causen la muerte de su ascendiente, descendiente, cónyuge, ex cónyuge o de la persona con quien mantiene o ha mantenido una relación de pareja, mediare o no convivencia".

Por ese motivo la Justicia dispuso que tanto el padrastro del adolescente acusado como su madre —con quienes convivía en la casa en cuyo patio fue hallado sepultado el cuerpo de Chiara Páez— continúen detenidos, más allá del pedido de la defensa, la que sostiene que no existen motivaciones suficientes para mantenerlos encarcelados. En la semana se definirá la cuestión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS