..

La muerte de un productor movilizó a Chañar Ladeado por Justicia

Chañar Ladeado.— Un nutrido grupo de vecinos se movilizó ayer en esta localidad del departamento Caseros en demanda de más seguridad y para exigir Justicia por la muerte de un productor agropecuario que falleció el martes de un infarto tras ser asaltado en su campo junto a sus hermanos. El malestar que originó la protesta también tuvo como fundamento el caso de otro agricultor del pueblo que fue asesinado hace poco tiempo y cuyo hecho tampoco fue esclarecido. (Ver aparte)

Jueves 22 de Octubre de 2009

Chañar Ladeado.— Un nutrido grupo de vecinos se movilizó ayer en esta localidad del departamento Caseros en demanda de más seguridad y para exigir Justicia por la muerte de un productor agropecuario que falleció el martes de un infarto tras ser asaltado en su campo junto a sus hermanos. El malestar que originó la protesta también tuvo como fundamento el caso de otro agricultor del pueblo que fue asesinado hace poco tiempo y cuyo hecho tampoco fue esclarecido. (Ver aparte)

Más de 600 personas se concentraron en la plaza central del pueblo para luego partir hacia la comisaría sin registrarse desordenes ni ningún tipo de incidentes.

De la marcha participaron el mandatario local Raúl Serra y los jefes comunales de Beravebú, Los Quirquinchos, Gödeken, Arequito, San José de la Esquina y Los Molinos además del senador por Caseros Eduardo Rosconi.

Todos coincidieron en la necesidad de que se implementen acciones tendientes a mejorar la seguridad y reclamaron junto a representantes de instituciones y vecinos la presencia de autoridades provinciales cuya respuesta llegó a media tarde cuando desembarcó el secretario de Seguridad, Carlos Iparraguirre.

Bronca y quejas. Durante la reunión celebrada en la comuna el funcionario provincial recogió las quejas y la bronca de los habitantes, y se comprometió a instrumentar una serie de medidas para desalentar el delito.

En ese sentido se destacan como prioridades dotar de más personal y equipamiento a la comisaría de Chañar Ladeado y trasladar a esta localidad la jefatura de inspección de zona que actualmente funciona en Los Quirquinchos y que comprende además a las comisarías de Beravebú y Gödeken.

Controles limítrofes. También se prevé instalar una garita sobre la ruta 93 en el límite con la provincia de Córdoba para efectuar controles vehiculares y desalentar el delito. Asimismo se acordó habilitar un número telefónico para que los vecinos puedan hacer denuncias identificándose o en forma anónima.

Además, Iparraguirre dijo que se reunirá con el secretario de Justicia para promover concursos de jueces ya que hoy una sola magistrada, que está de licencia, atiende con sede en Melincué los distintos hechos delictivos que se producen en Chañar Ladeado y su zona de influencia. Las instituciones también bregaron para consensuar con la Región Centro formas que permitan acelerar los exhortos interjurisdiccionales para avanzar en las investigaciones judiciales.

La víctima. El hombre fallecido fue identificado como Primo Siriaco Papili, quien tenía 83 años y vivía con su hermana de 75 y su hermano de 78. Los tres fueron sorprendidos por dos delincuentes armados que ingresaron a la vivienda a cara descubierta y lo redujeron, para luego exigirle el dinero de la venta de una cosechadora cuya operación habría sido realizada hace un año.

Al no encontrar una rápida respuesta, los malhechores amenazaron a los ancianos con "picanearlos" con el cable de un prolongador eléctrico, aunque no lo concretaron. Es que el hostigamiento psicológico fue suficiente para que el hermano mayor de los Papili, quien a las pocas horas perdería su vida, admitiera que la plata estaba en un ropero. No conformes con ello revolvieron toda la casa en busca de más efectivo que no había, excepto unos viejos australes cuyos billetes al estar fuera de circulación dejaron desparramados por el piso.

Luego del atraco abandonaron a sus víctimas atadas en el interior de sus respectivos dormitorios y se fugaron. La mujer logró liberarse y, al ver a su hermano mayor descompesado, se comunicó con un sobrino en busca de auxilio. Al llegar al lugar junto con efectivos policiales su tío ya había muerto.

La causa es investigada por el Juzgado de Instrucción en lo Penal de Melincué y fue caratulado como robo calificado con privación ilegítima de la libertad. Una alta fuente de la Agrupación Unidades Especiales de la UR-IV indicó que "el modus operandi del delito es similar a otros ocurridos en la zona. Se supone que se trataría de una banda que opera en el límite entre Santa Fe y Córdoba".

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario