..

"La ley de agroquímicos debe priorizar la salud sobre los negocios"

Santa Fe.—Las organizaciones y vecinos autoconvocados nucleados en la campaña Paren de Fumigarnos advirtieron sobre el tratamiento que se le dará en la Cámara de Senadores de la provincia al proyecto de ley que se analizará en los próximos días.

Lunes 13 de Agosto de 2012

Santa Fe.—Las organizaciones y vecinos autoconvocados nucleados en la campaña Paren de Fumigarnos advirtieron sobre el tratamiento que se le dará en la Cámara de Senadores de la provincia al proyecto de ley que se analizará en los próximos días. A través de medios de difusión capitalinos los legisladores anunciaron como "inminente" la sanción de "una buena ley" que regulará el uso de agroquímicos aunque los ambientalistas y vecinos nunca fueron convocados a evaluar sus fundamentos. "La ley de agroquímicos debe priorizar la salud sobre los negocios", afirmaron los ecologistas.

"La situación genera preocupación en las poblaciones afectadas por las fumigaciones. Desde la campaña Paren de Fumigarnos advertimos que tras la presentación del pedido de cambios profundos a la vieja ley 11.273/95, en septiembre pasado, con aval de organizaciones de más de 50 poblaciones y un centenar de instituciones, nunca fuimos convocados para debatir sus fundamentos", señalaron.

"No podemos menos que expresar temor sobre el contenido de lo que se anuncia como «una buena ley», porque conocemos el poder de lobby de las empresas multinacionales y sus socios vernáculos que lograron frenar un modesto proyecto llegado de la Cámara de Diputados. Existiendo intereses contrapuestos, la pregunta es ineludible: ¿buena para quién?", dijeron.

Los proteccionistas también expresaron sus dudas sobre la voluntad y los principios éticos de los legisladores al votar un proyecto que priorice el cuidado de la salud y la preservación del medio ambiente por sobre el rédito de la actividad agraria. "Conocemos que varios legisladores son a la vez empresarios agropecuarios. Al legislar nos preguntamos si el interés general podrá prevalecer sobre el personal. Elementales principios republicanos aconsejarían una autoexclusión en debates que involucren intereses propios, de idéntica génesis que aquéllos que se aplican a jueces".

Para los vecinos que sufren las consecuencias de vivir en zonas expuestas el tiempo pasa y los padecimientos crecen al compás de la suba de litros y la toxicidad del veneno usado. "Lo que ayer parecía razonable hoy resulta insuficiente", dijeron.

Para los proteccionistas, una nueva ley que contemple la situación debe erradicar el sistema de aspersión de plaguicidas químicos con aviones y fijar áreas seguras en las que se prohíba la aplicación terrestre para evitar la exposición de la gente.

"Las fumigaciones aéreas constituyen verdaderos ataques contra la población indefensa y deben ser totalmente prohibidas, así como alejadas las terrestres a un mínimo de mil metros, por los fundamentos científicos, en concordancia con la petición fiscal en el caso Ituzaingó (ver aparte)", consideraron.

Sentenciaron que "como parte de la gran mayoría del pueblo preocupada por el agravamiento de su salud, exigimos a quienes fungen como nuestros representantes la resolución de los problemas sanitarios y ambientales con prioridad sobre los negocios. Ese es el mandato".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario