Explosión en Cofco

La explosión de Cofco se cobró otra vida y movilizó al Cordón Industrial

El trabajador fallecido estaba en terapia intensiva, donde aún permanecen dos pacientes. Otros cinco están en Quemados.

Sábado 30 de Diciembre de 2017

La región amaneció ayer con la trágica noticia de otra muerte como consecuencia de la explosión en la planta de Cofco, lo que recalentó aún más los ánimos en el Cordón Industrial, donde la CGT cumplió su paro de 24 horas, el Sindicato de Aceiteros vivió su segunda jornada de huelga y se visibilizó el descontento en una concentración en la "esquina de los bancos" de San Lorenzo.

La preocupación volvió también a trasladarse al ámbito político. El diputado provincial Héctor Cavallero recordó otros incidentes en esta y otras plantas, y consideró que "son demasiadas las muertes y los heridos para poder pensar en la fatalidad".

No obstante, desde la Cámara de Industrias Aceiteras de la República Argentina (Ciara), Andrés Alcaraz dijo que las empresas están trabajando con los comités mixtos y con el Ministerio de Trabajo de la provincia para abordar el tema de la seguridad en las plantas. Y remató: "Si no se tomaran las medidas de seguridad previas, estos accidentes serían muchísimo más frecuentes" (ver aparte).

Segunda víctima fatal

Juan Carlos Castillo tenía 42 años y trabajaba como maquinista operador en la planta de Puerto San Martín. Era uno de los tres operarios que permanecían en la unidad de terapia intensiva del Sanatorio Británico, de Rosario, en estado crítico. El jueves a la noche perdió la vida como consecuencias de las serias lesiones sufridas tras el siniestro en Cofco, que comprometieron seriamente sus vías respiratorias.

De esta manera, el número de víctimas fatales por la explosión se elevó a dos, luego del fallecimiento, el miércoles, de Domingo Raúl Giménez, de 61 años.

El deceso de Castillo fue confirmado por el jefe de Area Crítica del sanatorio, Armando Schmukler, quien afirmó que los serios problemas en las vías respiratorias terminaron por complicar el resto del organismo. El profesional brindó además información sobre los otros dos pacientes internados en terapia (Catriel Tobares, de 21 años, y Ezequiel Sendra, de 28). Afirmó que "están estabilizados", mientras "se les realiza una visión directa del árbol bronquial. Si las cosas están bien como presuponemos, a través de radiografías y de la evolución que vayan teniendo, vamos a empezar de a poco a desvincularlos de la asistencia respiratoria", reveló.

Tobares y Sendra son los dos pacientes que permanecían ayer en el área de cuidados intensivos, mientras que Jesús Zárate (35 años), Jorge Taborda (29), Marcelo Novello (57), Mario Castillo (53) y Jesús Luis Jaimes (57) seguían en el Area de Quemados. El responsable de esa dependencia, Osvaldo Freddi, contó que los pacientes "responden bien a los tratamientos", aunque cada uno tiene heridas de distinta gravedad. Sobre dos de ellos, afirmó que "hay que esperar".

Movilizados

La trágica muerte de Castillo también fue motivo de protesta ayer, en la llamada "esquina de los bancos" (San Martín y Urquiza) de San Lorenzo, donde confluyeron diferentes gremios del Cordón Industrial.

Del acto participaron, entre otros, los municipales (Sitram) de San Lorenzo, ATE, el Sindicato de Aceiteros de Rosario y la Uocra, Empleados de Comercio, además del sector más involucrado en la tragedia, el de los Aceiteros de San Lorenzo. También marcharon delegados de Sutracovi (concesiones viales) y los docentes de Amsafé.

"Este es el peor cierre de año de los últimos 20 años", señaló Edgardo Quiroga, secretario general de Sitram San Lorenzo. "Esta marcha, esta lucha, se había iniciado tras el despido de 35 compañeros en Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán, y esta semana tuvimos la trágica noticia que llegó desde la ex Nidera, sumando dos muertes de trabajadores a nuestro dolor", manifestó.

En cuanto al futuro de la "lucha", Quiroga avisó: "Estamos ante un gobierno que no piensa en los trabajadores, que les da la espalda con reformas, aumento de impuestos y recortes. Vamos a tener que estar más atentos que nunca para defender a cada uno de los trabajadores".

Durante la marcha, gremios y partidos políticos, sobre todo de izquierda, blandieron banderas y levantaron pancartas mientras pedían medidas urgentes para terminar con los accidentes y las tragedias en las distintas plantas de la región. Pero también llamaron a la unidad de los gremios para repudiar por los despidos en el Cordón, el "ajuste y la precarización laboral".

Allí se recordaron los 35 despidos en la Fábrica Militar de Fray Luis Beltrán, las reformas laboral y previsional, y lo que llamaron "un lamentable retroceso" en la garantía de los derechos laborales. ,

El secretario gremial del Sindicato de Empleados de Comercio Rosario, Juan Gómez, expresó su apoyo y subrayó: "Estamos acá porque los trabajadores dejaron otra vez sus vidas en sus puestos laborales. Esto es una demostración más que a estas multinacionales lo único que les interesa es el lucro, la rentabilidad por encima de la vida de sus trabajadores".

El secretario general de ATE Rosario, Raúl Daz, se refirió por su parte a la responsabilidad de las autoridades nacionales y provincial de no permitir que vuelvan a ocurrir episodios como la explosión de Cofco: "Hay que recordarles todo el tiempo que la salud es un derecho, no un negocio, y que sin trabajo digno no hay paz social".

Daz fue más allá al repudiar los despidos masivos que se están gestando en Fabricaciones Militares y que se extendió a más de 200 cesanteados en la fábrica Fanazul, y adelantó el paro nacional que realizará la CTA el 4 de enero.


Medidas de fuerza

La movilización de ayer fue parte de una serie de medidas de fuerza lanzadas después de la tragedia en Cofco, que comenzaron con un paro local de Aceiteros por 48 horas, siguieron con la huelga de un día lanzada por la CGT San Lorenzo y el paro nacional decretado por la Federación Aceitera, que se extendió desde las 22 del jueves hasta la misma hora de ayer. Esta última medida comprometió a 12 mil obreros del sector en todo el país, 1.400 de ellos en Rosario.

Para Sergio Díaz, del Sindicato de Aceiteros de Rosario, el siniestro en Cofco era "previsible y prevenible. Si tenés un sector donde está ardiendo mercadería desde hace meses y no lo aislás, pasa lo que ocurrió. Ese sector (donde se produjo la explosión) venía ardiendo desde hacía más de tres veces. Esto a veces ocurre, pero si ante un mal almacenamiento arde un sector, se lo aísla inmediatamente. El polvillo tiene un componente seco, uno aceitoso, otro de alcohol, y eso es terrible".

El dirigente puso en duda la intervención del Ministerio de Trabajo en la discusión de los comité mixtos, y aclaró que "el sindicato local tiene la legalidad para actuar ante situaciones irregulares, y puede retraer las tareas ante situaciones ilegales".


De Cofco

Durante la mañana de ayer, la firma estatal china Cofco, que adquirió la ex Nidera, emitió un comunicado en el que "lamenta confirmar que una segunda persona ha muerto luego de la explosión en Puerto General San Martín. El empleado fallecido había sido hospitalizado en estado crítico y falleció esta mañana, en el hospital".

El escrito agrega: "Nos entristece saber que hemos perdido a un segundo colega en este trágico accidente". Y afirma que "los equipos de Cofco International están ayudando a los afectados y ofreciendo apoyo a las familias. Todas las operaciones en Puerto General San Martin han sido suspendidas".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario