..

La crecida del Carcarañá no para y en algunos sectores es desesperante

El agua tocó la base del puente ferroviario. Sobre el carretero sólo circulan pocos vehículos. El barrio Formoseño, casi aislado. El nivel del agua subió un metro y medio en seis horas.

Jueves 12 de Marzo de 2015

Cuando en Carcarañá y la zona se esperaba que el nivel del río comenzara a bajar, la realidad mostró otra cara. Ayer el nivel del agua subió un metro y medio en apenas seis horas y la situación empeoró para los vecinos del barrio Formoseño.
  Ricardo Quiroz, coordinador de Protección de Defensa Civil municipal, confirmó a La Capital que “el río está creciendo y tomó parte de la calle de ingreso al barrio Formoseño, algo que desesperó a los vecinos, por lo que mujeres y niños ya se están retirando”.
  Quiroz, quién realizó sus propias mediciones de controles sobre el asfalto de ruta 9 en el sector del puente, afirmó que desde la medianoche y hasta las seis de la mañana de ayer registró un metro y medio más que el día anterior.
  Ayer el municipio sacó a otras cuatro familias del barrio Formoseño y fueron trasladadas a casas de familiares por lo que ya son unas 25 las que se tuvieron que ir. En tanto, más de diez viviendas precarias quedaron bajo el agua. Algunas tienen hasta 70 centímetros dentro de ellas.
  “Por ahora la calle de acceso al barrio está abierta, pero si sigue creciendo, se la va a cortar. Desde aguas arriba nos dicen que el río está bajando pero todo eso viene para acá. Todavía no ha llegado el pico de la crecida, esperemos que sea lo último y no siga creciendo más”, analizó Quiroz.
  En el puente carretero, hasta ayer sólo pasaban algunos vehículos livianos y el agua tocó la base del puente del ferrocarril. La autopista Rosario-Córdoba continúa siendo el único camino para transitar. Los desvíos en ruta 9 se hacen en su intersección con la S-24 y en el acceso de Correa.
  Desde hace tres días no está produciendo la empresa harinera El Molino, ubicada en la margen del río del lado de Correa, dijeron fuentes cercanas. El agua ingresó, por medio de filtraciones en las paredes, a los sótanos donde está la maquinaria y se está trabajando con bombas para extraerla. La firma colocó bolsas con tierra para proteger el sector de oficinas. “Están haciendo un buen trabajo de ingeniería”, resaltó Quiroz.

Recomendación. El municipio comunicó que “debido a la intensa crecida del Carcarañá, la cual está trayendo significativos perjuicios materiales y ambientales, se recomienda no efectuar actividades de pesca sobre el río, ni abordarlo con lanchas, canoas o cualquier otra embarcación debido a la peligrosidad de la corriente y su constante avance”.
  Y agregó que “desde el Ministerio de Medio Ambiente se sugiere a toda la región no consumir peces extraídos de dichas aguas hasta tanto no se determine si es propicio el estado de salubridad de los mismos”.
  El coordinador de Protección de Defensa Civil destacó que no hay controles de pescadores. En cuanto al no consumo de pescados “corre de boca en boca entre vecinos porque el agua tiene olor feo y algunos que han ingerido esos pescados han tenido sus consecuencias con diarrea y vómitos”.
  A su vez, explicó que el río se expandió para los costados y abarcó los campos con soja a los que le ha pegado una lavada y esos cultivos contienen herbicidas. “Hay que estudiarlo para saber qué es lo que pasa”.
  Las autoridades locales también solicitaron evitar el acceso o concurrencia a los lugares afectados tales como los aledaños al puente carretero y barrio Formoseño, “para evitar así molestias tanto al personal a cargo del operativo de resguardo,como también a los vecinos que padecen este flagelo”.
 

Alerta y mortandad de peces en Andino

Las autoridades de la comuna de Andino permanecían en estado de alerta ayer, ante la llegada a la zona de un gran caudal de agua del Carcarañá que estaba a punto de rebasar el puente de la ruta provincial 10 que une a esta localidad con Aldao y San Lorenzo.
  Fuentes comunales indicaron a La Capital que las autoridades estaban movilizadas junto a Protección Civil de la provincia, y que aunque algunos pobladores se habían autoevacuado, la situación estaba controlada.
  En el plano ambiental, trascendió que en las costas  se  apreciaba gran cantidad de peces muertos. El hecho fue difundido en las redes sociales por los pobladores.
  La situación de alerta que se vivía en la localidad impidió una respuesta sobre la cuestión, pero en la comuna se especulaba con que el hecho era consecuencia del “lavado” de los campos de la cuenca, donde fueron a parar agroquímicos y materia de los feed-lot.
 Gustavo Gorostarzu, de la agrupación ecologista Los Verdes coincidió con que la mortandad de peces se relaciona con el traspaso de agroquímicos al agua,“Los cauces de la región tienen poca pendiente y eso facilita la permanencia prolongada de estas sustancias”.

El Senado nacional aprobó la declaración de emergencia y desastre

La Cámara de Senadores de la Nación aprobó por unanimidad el proyecto, impulsado por el legislador santafesino Rubén Giustiniani, que plantea la necesidad de establecer por 180 días la declaración de emergencia y desastre por las inundaciones a los departamentos afectados en el territorio de Santa Fe, además de otras provincias argentinas afectadas por lluvias e incendios.
  “El exceso de precipitaciones en importantes zonas de la provincia de Santa Fe y otros territorios argentinos causó graves perjuicios a numerosas familias y a sectores productivos, tanto en zonas urbanas como rurales. Las lluvias afectaron tanto los cultivos como las actividades ganaderas, delineando un preocupante horizonte para sectores productivos muy importantes para las provincias afectadas”, sostuvo Giustiniani, quien presentó e impulsó el tratamiento del proyecto en el Congreso nacional.
  La normativa declara zona de emergencia y desastre por inundaciones a las áreas más afectadas de las provincias de Santa Fe, Córdoba, Catamarca, Santiago del Estero y Tucumán, pero también a la provincia de Chubut azotada por incendios que arruinaron grandes superficies.
  En la provincia de Santa Fe, la declaración incluye a los departamentos La Capital, 9 de Julio, Castellanos, San Cristóbal, Las Colonias, San Justo, San Jerónimo, San Martín, Constitución, Rosario, San Lorenzo y General López.
 

Productores del norte piden acción a la provincia

Productores agropecuarios e industriales ligados al Consejo Regional Económico del Norte Santafesino se encuentran en estado de movilización y alerta esperando definiciones del gobierno provincial en torno de los graves inconvenientes causados por los excesos hídricos en los departamentos 9 de Julio y San Cristóbal.
  “Es urgente una reunión donde expliquen cuáles son las propuestas respecto a la recomposición de la red caminera, políticas hídricas para la región, programas de asistencia para el pequeño y mediano productor y declaración de emergencia y desastre”, dijeron en un comunicado.
  La entidad considera que se agotan los tiempos y piden a la provincia que envíe a funcionarios con poder de decisión  al menos de los Ministerios de Aguas y de la Producción, y que “como muestra de interés, dicha delegación la presidiera el gobernador provincial”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS