LA CIUDAD

Zona oeste: fuerte operativo policial para desalojar a 20 familias de una pensión

Ocurrió este viernes por la mañana, en Santa Fe al 4300, a raíz de una denuncia radicada en el fuero Civil y Comercial

Viernes 10 de Septiembre de 2021

Unas 20 familias fueron desalojadas en medio de un férreo operativo policial desplegado en una casa ubicada en Santa Fe al 4300, en la zona oeste de Rosario, donde al parecer funcionaba una pensión "trucha". La solicitud de desalojo habría sido enviada hace "dos semanas" tras una denuncia radicada en el fuero Civil y Comercial de los Tribunales Provinciales de Rosario.

De acuerdo a las primeras informaciones, se trata de una casona de aproximadamente 60 habitaciones, ubicada en Santa Fe entre Lima y Valparaíso, aunque no está claro el motivo que derivó en un procedimiento en el cual participaron efectivos de la policía provincial y funcionarios del Poder Judicial.

Según trascendió a través del móvil de LT8, varias familias se retiraron este jueves por la noche, pero aún quedaban moradores durante esta mañana. Una de ellas es una mujer que alquilaba una de las habitaciones por un monto de cuatro mil pesos mensuales.

Embed

“Salí esta mañana para sacar la basura y me encontré con la policía, que me dijo que tenía que irme. Así que tuve que sacar a las apuradas lo poco que tengo porque que si no salíamos, iban a cerrar y a dejarnos encerrados”, señaló una señora que alquilaba una de las habitaciones de la vivienda.

“Hace unas dos semanas que nos avisaron del desalojo. Trabajo en una cooperativa donde gano 12 mil pesos por mes. ¿Cómo voy a alquilar?”, lamentó desconsolada tras quedar en la calle.

Y agregó: “Ahora nos piden garantía, dos o tres recibos de sueldo y pagar sellados”.

Según testigos, las familias alojadas allí le pagaban el alquiler a una persona que desapareció por un tiempo y dejó ir a cobrar. En ese lapso, aseguraron que siguieron pagando los servicios, aunque hoy ese gran despliegue policial materializó el desalojo.

Sin embargo, otra hipótesis señala que se trata de un terreno que fue usurpado y allí se construyó una pensión ilegal.

Ni bien fueron desalojadas las familias que aún quedaban allí, la policía comenzó a sellar puertas y tapiar ventanas para desalentar cualquier intento de reingreso al lugar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario