La ciudad

Ya son 5 los colegios donde los padres quieren forzar el dictado de clases

La reacción de los padres de los colegios privados que pretenden que sus hijos asistan a clases en pleno paro docente se pone cada vez más áspera. LaCapital pudo relevar que ya son cinco las instituciones donde hubo situaciones parecidas. En algunas escuelas optaron por enviar notas a sus representantes legales para exigirles el dictado de las actividades, en otras forzaron reuniones entre las partes y en el resto directamente concurrieron con sus hijos a la puerta de ingreso desde donde presionaron para que entraran a las aulas.

Jueves 18 de Marzo de 2010

La reacción de los padres de los colegios privados que pretenden que sus hijos asistan a clases en pleno paro docente se pone cada vez más áspera. LaCapital pudo relevar que ya son cinco las instituciones donde hubo situaciones parecidas. En algunas escuelas optaron por enviar notas a sus representantes legales para exigirles el dictado de las actividades, en otras forzaron reuniones entre las partes y en el resto directamente concurrieron con sus hijos a la puerta de ingreso desde donde presionaron para que entraran a las aulas. Este es el caso del Colegio Madre Cabrini (Cochabamba y Buenos Aires) donde, tal como adelantó este diario, las autoridades debieron dejar pasar a los chicos de la primaria quienes, ante la ausencia de docentes, se quedaron "jugando" en el lugar, a manera de guardería.

Actitudes similares tomaron ayer los papás de alumnos de los colegios Dante Alighieri, Nuestra Señora de La Merced, San Francisco de Asís, Albert Sabin y el mencionado Madre Cabrini.

En tanto, desde el gremio que nuclea a los maestros y profesores particulares (Sadop) criticaron la actitud de los padres e insistieron en la necesidad de hacer valer el derecho de protesta del sector mientras advertían que la escuela "no es una guardería" en la que se pueda "depositar" a los chicos. Fue el secretario gremial del Sadop, Martín Lucero, la voz cantante a la hora de las respuestas. El dirigente sería aún más severo a la hora de hacer uso de la palabra en el acto que los docentes oficiales y privados hicieron en la plaza San Martín frente a la Gobernación (ver página 4).

"Los docentes no están, los padres saben que no hay gente y los dejan igual. Que no se equivoquen de responsabilidad", sostuvo poco antes de iniciar una marcha que llevó a los educadores particulares hacia la plaza de Santa Fe y Dorrego.

Más temprano, cerca de las 8, algunos padres de alumnos del Madre Cabrini se agruparon en la puerta de esa institución confesional para exigir dictado de clases: "Los chicos tienen derecho a estudiar. Acá hay una confrontación en la que siempre gana el que más poder tiene y los chicos pagan las culpas", sostuvo Luis, uno de los jefes de familia instalados en la vereda del colegio. Su posición resumía a la perfección el pensamiento generalizado de quienes sostenían a viva voz: "Entendemos el reclamo, pero abonamos mensualmente una cuota por la educación de los chicos".

Por su parte, las autoridades de la escuela recibieron a los alumnos que iban llegando. "Los niños están acá haciendo actividades lúdicas al cuidado de los directivos y con docentes contratados", señaló la directora del nivel primario, Mariela Fernández. Y agregó: "Estamos en el medio de una cuestión política que trasciende a la escuela".

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS