La ciudad

Ya hay quince denuncias contra el gremio de los vendedores ambulantes

Lo reveló el municipio. Fueron giradas a Fiscalía para que investigue si exige $500 al día para dejar trabajar a feriantes en regla en la vía pública

Sábado 04 de Agosto de 2018

El municipio reveló ayer que ya se hicieron unas 15 denuncias de vendedores callejeros contra el Sindicato de Vendedores Ambulantes por extorsiones para trabajar en la vía pública. Los planteos fueron presentados en los Centros Territoriales de Denuncias (CTD) dependientes del Ministerio de Seguridad y girados a la Fiscalía para su investigación. Se suma a la presentación que hicieron otros feriantes en el Concejo, en la que aseguraron que el gremio exigía un canon de 500 pesos para trabajar en plazas, parques, cachas de fútbol y recitales.

Las denuncias surgieron después de varios episodios violentos que incluyeron dos ataques contra un carrito y una balacera a la casa de una vendedora de choripanes del parque Independencia.

La principal damnificada, Claudia Fernández, advirtió que todo empezó "justo cuando en el sindicato se enteraron de que estábamos haciendo una agrupación paralela". Una hipótesis que abonaron por lo bajo desde la Intendencia.

La propia intendenta Mónica Fein pidió a la Justicia que actúe e investigue las acusaciones formuladas contra el gremio oficial de la actividad ante la intensificación de la violencia (ver aparte).

Según pudo saber este diario, en realidad fueron 40 las personas que se acercaron a los CTD, pero como las denuncias eran idénticas, se terminaron unificando en 15. Todas apuntan contra el Sindicato de Vendedores Ambulantes (Sivara) por prácticas extorsivas.

En el Palacio de los Leones esperan que el Ministerio Público de la Acusación (MPA) avance con la investigación.

"Hay muchas pruebas contra el gremio, presumimos que si se actúa correctamente el líder de ese espacio (Beto Riba) debería tener las horas en libertad contadas", confiaron en los pasillos del municipio.

En ese sentido, trascendió que el fiscal Matías Edery relevará las cámaras de la zona de las amenazas y se tomarán declaraciones a los denunciantes.

Por su parte, la Policía de Investigaciones (PDI) realizará las pericias en domicilios baleados y vehículos siniestrados.

Investigación a fondo

El secretario de Control y Convivencia Ciudadana municipal, Guillermo Turrin, confirmó que las denuncias apuntaban al gremio que conduce Riba y remarcó que la Intendencia quiere llegar al fondo de la cuestión.

"Por orden de la intendenta, estuve en Fiscalía conversando con los fiscales sobre esta situación que excede al municipio. No tenemos el ejercicio de policía con el sindicato, sí con los vendedores ambulantes, que es lo que controlamos", dijo por La Ocho.

"Tenemos mucha información, por ejemplo, quién es cada vendedor habilitado en la ciudad, cómo se compone su actividad, su grupo familiar. Nos pusimos a disposición de la Fiscalía para investigar esta situación. Trabajamos constantemente en este tema y no vamos a permitir que ninguna situación de violencia suceda en la ciudad", contó Turrin.

Consultado sobre la posible existencia de una mafia que operaba sobre la venta ambulante en Rosario, Turrin lo desestimó. "Si hubiésemos advertido eso, nos hubiésemos presentado en la Justicia. Pero de todas maneras acompañamos a los denunciantes. Más que una mafia, creemos que esto tiene que ver con una extorsión individual", remarcó.

El funcionario reiteró que en Rosario hay "unos 600 puestos habilitados y debidamente regulados por ordenanza que deben pagar un canon oficial al municipio y ningún otro aporte a nadie que lo reclame".

Turrin recordó que para habilitar un puesto callejero el interesado "debe anotarse y la Municipalidad analiza la documentación y resuelve si lo habilita o no. Pero nadie puede exigir para un gremio un canon fijo adicional por ocupar parte del espacio público, y mucho menos de manera violenta".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario