Pandemia

Vuelven los bares: para los gastronómicos, la clave pasa por las reservas

El nuevo protocolo comienza a regir desde este sábado. Referentes de Paseo Pellegrini y Pichincha destacaron las novedades como "un gran avance"

Viernes 25 de Septiembre de 2020

Tras lograr el aval del gobierno provincial para reabrir desde este sábado, el sector gastronómico ajusta detalles del nuevo protocolo y aspira a trabajar mediante el sistema de reservas para reforzar las medidas sanitarias en un contexto complejo por el avance de contagios de coronavirus. La medida se complementa con una restricción en la circulación vehicular de 20 a 6, ya que sólo se podrá ir de a pie o mediante el servicio de taxis.

Los referentes del sector gastronómico de Paseo Pellegrini y Pichincha consideraron que la reapertura de locales grastronómicos es "un gran avance", pero admitieron que habrá que seguir trabajando para ultimar detalles en torno a los protocolos sanitarios que se pondrán en marcha a partir del sábado.

"Hemos trabajado mucho para conseguir el objetivo de apertura pero todos los detalles de protocolos lo estamos terminando de definir. Tenemos que ser puntillosos en la aplicación del protocolo por una necesidad sanitaria. Hay que transitar el camino con la mayor responsabilidad posible porque la situación no es buena", comentó a La Capital Carlos Mellano de Paseo Pellegrini.

Ahora, el próximo paso para el gastronómico pasa por motorizar un buen mecanismo de reservas, que permita proteger la salud de todos. "La posibilidad de trabajar con reservas es una medida de seguridad sanitaria para todos. La reserva puede hacerla personalmente, por whatsApp, redes sociales o teléfono. Tenemos que ser responsables y conscientes de todos los detalles", propuso.

>>Leer más: Confusión por las nuevas restricciones: qué se puede hacer y qué no para circular por la noche

Mellano también anticipó que hay muchos locales que deberán reducir sensiblemente su capacidad. "Hay lugares que no tienen patios gastronómicos y van a tener que reducir su capacidad un 30 por ciento y algunas mesas en la calle. Por eso evaluamos la alternativa de ocupar boxes de estacionamientos en calle Pellegrini, o cortar la calle en el caso de Pichincha", apuntó.

Por su parte, Reinaldo Bacigalupo consideró que la reapertura de los comercios gastronómicos es "un avance muy importante". Enfatizó: "La noticia es positiva porque estuvimos 28 días sin trabajar. Nuestro objetivo de fondo no es sólo abrir sino cortar la cadena de pérdidas, porque todavía no alcanzaremos el punto de equilibrio, pero esto es de a poco”.

En ese sentido, el dirigente gastronómico aseguró en LT8 que el proceso de adaptación al protocolo "va a ser sencillo" porque "antes había que guardar las mesas, pero ahora sólo vamos a tener que anular algunos sitios. Lo que necesitamos es trabajar, por lo menos, al 70 por ciento de factor ocupacional, pero eso se puede alcanzar con la ocupación del espacio exterior. Tenemos que ser creativos".

>>Leer más: Javkin: "No podemos entrar a cada casa, pero sí controlar la circulación"

También reconoció que la restricción de la circulación de vehículos particulares desde las 20 "va a prestarse a confusión al principio, aunque esperamos que se dicten protocolos locales para aclarar", al tiempo que consideró que esa posibilidad "va a favorecer el consumo barrial y la actividad de los taxis".

“Si no llegaba esta noticia íbamos al cierre, sin dudas”, sostuvo Bacigalupo, quien llamó a "seguir peleando por temas de fondo, como la ayuda provincial y la ATP (Aportes al Trabajo y la Producción), que se mantendrá hasta diciembre".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario