La ciudad

Vuelve el debate sobre el proyecto para regular a Uber

Desde hoy, los concejales que integran la comisión de Servicios Públicos están habilitados para tratar formalmente la iniciativa.

Lunes 26 de Noviembre de 2018

De no mediar sorpresas, el proyecto que busca regular el desembarco de la aplicación Uber en Rosario comenzará a ser tratado hoy por los concejales que integran la comisión de Servicios Públicos. La iniciativa está cajoneada desde julio del año pasado a raíz de la fuerte resistencia de los taxistas locales. La idea es que los coches que utilizan la aplicación paguen una tasa que sería destinada al Fondo Compensador del Transporte y a una línea de créditos blandos que tendrá por objetivo que los titulares de taxis, remises y transportes escolares puedan renovar sus unidades.

El proyecto fue ingresado formalmente la semana pasada por la concejala radical María Eugenia Schmuck, por lo que los ediles que participan de la comisión de Servicios Públicos están habilitados desde hoy a tratarlo formalmente.

Schmuck está convencida de que si no se reglamentan las aplicaciones de coches de alquiler, "la empresa se disfraza de app para precarizar y flexibilizar".

Paralelamente, Uber puso a Rosario entre las diez ciudades elegidas para expandirse en Argentina. La aplicación que permite traslados particulares a través del celular ubicó al país como la zona de mayor crecimiento a nivel mundial.

Hasta julio, y según datos de la propia compañía, más de 3.000 personas se anotaron en Rosario para ser choferes de Uber y existen 75.000 usuarios locales que ya bajaron la aplicación de la firma, aunque no está habilitada para operar en Rosario. Además, y según este sondeo, existían más de 27.000 rosarinos que ya utilizaron la aplicación en otras ciudades de la Argentina y en el exterior, y con una cantidad de 11 viajes en promedio.

La iniciativa de regulación que motoriza Schmuck obliga a Uber a pagar una tasa anual importante y cerrar el cupo a 200 coches. También se establece que los conductores tengan un seguro de responsabilidad civil que resguarde a los pasajeros, que el auto goce de las condiciones de seguridad necesarias, la licencia acorde a la actividad que se realice, que se verifiquen los antecedentes penales y que se acredite el alta en los impuestos correspondientes.

Los recursos obtenidos por el pago de la tasa que se le pretende cobrar a la aplicación, que la concejala Schmuck estima entre 60 a 70 mil pesos anuales por auto, serían destinados al Fondo Compensador del Transporte y a una línea de créditos blandos para que los titulares de taxis, remises y transportes escolares puedan renovar sus unidades.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});