La ciudad

Volvieron a cancelar las visitas en los geriátricos por el avance del Covid-19

"A los familiares les cuesta entender que no pueden ver a sus seres queridos que están en el geriátrico. Habíamos activado un poco los acercamientos afectivos, pero con la circulación comunitaria volvimos para atrás, algo que se consensuó con la Municipalidad". Así reflejaba ayer el dueño de una residencia para adultos mayores la realidad que se vive por estos días en Rosario en esos los lugares.

Miércoles 29 de Julio de 2020

"A los familiares les cuesta entender que no pueden ver a sus seres queridos que están en el geriátrico. Habíamos activado un poco los acercamientos afectivos, pero con la circulación comunitaria volvimos para atrás, algo que se consensuó con la Municipalidad". Así reflejaba ayer el dueño de una residencia para adultos mayores la realidad que se vive por estos días en Rosario en esos los lugares.

Como no existe un cámara que los nuclee, la Municipalidad y los titulares de mas de 60 entidades se mantienen en contacto permanente vía WhatsApp para actualizar información en el marco de la pandemia por Covid-19.

Estos espacios en los que conviven personas de alta vulnerabilidad frente al virus, por edad y porque muchos tienen además enfermedades preexistentes que los ponen más en riesgo, tienen que mantener el alerta al máximo. Por el momento se detectaron en la ciudad dos casos positivos (un matrimonio que estaba en un geriátrico y luego fue trasladado a otro, lo que obligó el bloqueo de ambas instituciones y el aislamiento de decenas de personas, incluido el personal), pero todos saben que la situación es muy dinámica y que no pueden aflojar ni un poco en los controles y medidas de prevención.

Los dueños de geriátricos habilitados ponen más que nunca la lupa en los establecimientos no autorizados ("que son un montón") y que por lo tanto no están incluidos en las supervisiones que habitualmente hace la Municipalidad y nadie sabe con certeza qué protocolos se están llevando a cabo. "Lo que pueda pasar ahí es un misterio y puede ser una bomba de tiempo", aseguran.

La contención de los familiares de los residentes es todo un tema. Tener a un ser querido en un geriátrico y no poder estar en contacto, como antes de la pandemia, genera angustia y ansiedad, situaciones que los titulares y coordinadores de las entidades deben manejar. Al igual que los vaivenes emocionales de los propios adultos mayores que en muchos casos vieron modificadas sus rutinas de manera contundente, además de no poder recibir visitas.

El protocolo diseñado por la Municipalidad para ser implementado en los geriátricos sigue plenamente vigente y debe cumplirse al pie de la letra. "Las residencias geriátricas constituyen un escenario complejo, ya que por la condición psicofísica de los residentes es dificultoso mantener el distanciamiento social recomendado en el contexto de la pandemia. En este tipo de residencias cerradas o semicerradas se produce con más frecuencia el contacto estrecho entre cuidadores y residentes, así como entre los mismos residentes, por lo que cobra gran importancia extremar las medidas de prevención y control de infecciones recomendadas por los lineamientos de la OMS e información disponible de reportes internacionales", se indica en el inicio del manual destinado a los geriátricos locales basado en los lineamientos del área de Salud de la provincia de Santa Fe, que a su vez está en sintonía con las disposiciones nacionales.

Ante un caso sospechoso en una institución geriátrica (persona con síntomas compatibles con Covid-19 o que se confirme que fue contacto estrecho de alguien que dio positivo) el personal de la entidad debe dar aviso inmediato a las autoridades de Salud que coordinarán el operativo. "La persona quedará aislada y se le colocará barbijo. Cada institución deberá establecer un área para separarlo de inmediato, observando en todo momento las medidas de prevención de quienes tengan contacto con el caso sospechoso en cuanto a higiene y equipos de protección (barbijo quirúrgico, máscara, guantes y camisolín)", destaca el protocolo.

¿Qué pasa si alguien del personal de salud da positivo o se sospecha que puede tener Covid-19? "Si se encuentra en su domicilio debe llamar de inmediato al referente de la institución donde trabaja y aislarse en forma preventiva. No acudir al lugar de trabajo. A su vez, el referente de la institución dará aviso de forma inmediata al Ministerio de Salud de Santa Fe, activando el protocolo dispuesto por la provincia, y al segundo canal de comunicación para tomar conocimiento: al 107".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario