La ciudad

"Volví a nacer", escribió una víctima

Jueves 12 de Abril de 2018

"Ayer volví a nacer", escribió con mayúsculas Verónica Vigliano Arcidiacono en su cuenta de la red social Facebook. Se trata de una de las tres víctimas de la caída de la columna de alumbrado público en plena peatonal Córdoba, quien relató allí, en primera persona, lo sucedido en apenas segundos y responsabilizó sin dudar a "la negligencia, la falta de control y la desidia" que convirtieron a la jornada en uno de los "peores días" de su vida.

Con una foto de la histórica farola derrumbada en la tradicional esquina, Verónica contó cómo la columna cayó sobre su cabeza. "¿El saldo?", se preguntó antes de enumerar las consecuencias que el golpe le causó: "Cortes en todo el cuerpo, los peores en la mano y en el cuello, que llegaron hasta el músculo y requirieron cirugía, y un traumatismo de cráneo que me tuvo asustada hasta último momento".

La mujer que, de acuerdo a la información de la red social, es oriunda de Mar del Plata, pero vive en la ciudad donde estudió Medicina en la Universidad Nacional de Rosario (UNR), indicó que pasó diez horas "internada en observación" para someterse a estudios y descartar que su vida corriera algún riesgo, fundamentalmente "por el traumatismo de cráneo, por el enfisema subcutáneo y por la pérdida de sangre".

"Lo único que hice ayer fue esperar que el semáforo se pusiera en verde para cruzar (como se debe), iba a pie por Córdoba con dirección a (la tienda) Falabella, siempre estuve consciente al punto de ejercer presión sobre mis heridas para no perder más sangre. Tenía miedo, bronca, miedo y miedo. Miedo de morirme ahí, por culpa de la ineficiencia de los que nos gobiernan y de los otros", agregó.

Casi con furia, aseguró que en esas horas "nadie, ni de la Municipalidad (responsables de las luminarias) ni los presentes en la feria de los investigadores y docentes universitarios (responsables de los pasacalles colgados de las luminarias) fue capaz de acercarse al hospital privado a ver cómo estaba", y agregó: "Agradezcan que yo no estaba parada 2 centímetros más a la derecha porque la historia iba a ser otra, agradezcan que el nene que estaba al lado mío no terminó muerto. Agradezcan ustedes también, yo agradezco no haberme muerto por su ineptitud y tener sólo 15 puntos en el cuello, 5 en la mano, 5 en la cabeza y estar llena de moretones".

Sí agradeció a quienes la ayudaron y la contuvieron. "Esto no va a quedar así", escribió como una advertencia de que tomará medidas, aunque aclaró que primero busca recuperarse. "Primero está mi salud", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario