La ciudad

Voces de una sesión caliente y repudio a las agresiones sufridas por Rivero

Jueves 31 de Julio de 2008

Una vez suspendida la sesión por los incidentes ocurridos en el recinto del Concejo Municipal, los ediles debieron retirarse de sus bancas y la sesión en la que se aprobó el aumento del boleto del transporte público pasó a un cuarto intermedio que será retomado la semana que viene.

El concejal del Frente para la Victoria Osvaldo Miatello repudió los incidentes y la invasión que los manifestantes protagonizaron en la sala de sesiones del Palacio Vasallo: "Más allá de la bronca lógica que despertó la medida no hubo nada que justificara este tipo de hechos, se dejó que la gente observara, además se tomaron todos los recaudos, pero lo que vi acá adentro es repudiable".

Además comentó que en la reunión de Labor Parlamentaria, que agrupa a los presidentes de todos los bloques, se evaluó la posibilidad de restringir el acceso del público a la sesión: "Quisimos garantizar el carácter público de la audiencia, así que lo que hicimos fue reducir la cantidad de gente que podía entrar y se hizo un riguroso cacheo para que no se ingresen armas o elementos contundentes y así garantizar la seguridad", dijo en declaraciones a LT8.

En tanto, el concejal del ARI Carlos Comi recordó a La Capital.com.ar que su voto fue negativo y manifestó su repudio por las agresiones vividas dentro del recinto, especialmente por el concejal Juan Rivero, a quien rescató por su constante trabajo y compromiso: "Lamento los hechos de violencia tanto adentro como afuera, y como siempre reivindico el derecho a manifestarse pero creo que siempre tiene que darse en el marco de respeto por el otro, algo que hoy no sucedió".

El último en retirarse del Concejo municipal fue el presidente del cuerpo, Miguel Zamarini, quien confirmó la aprobación del aumento y se mostró muy preocupado por el modo en el que fue atacado el socialista Rivero, que fue el blanco principal de los reclamos de los manifestantes: "Se aprobó el decreto por vía reglamentaria, luego solicité un cuarto intermedio para proteger la integridad del concejal Rivero que fue brutalmente agredido por algunos que se llenan la boca de democracia. Pero acá hubo democracia, porque la oposición se ha podido manifestar aún votando en contra y criticando duramente al oficialismo y al intendente. La sesión se hizo y no me preocupa el barullo".

"Lo que realmente me preocupa es que el concejal Rivero, que fue un perseguido y encarcelado por la dictadura, haya sido hoy agredido cobardemente por personas que dicen ser democráticas y se dedicaron a interrumpir todo el tiempo el uso de la palabra", expresó Zamarini.

Rivero tuvo que recibir atención médica, ya que sufrió un pico de presión como consecuencia del mal momento que vivió antes, durante y después de la votación. Sin dudas fue el más agredido por los manifestantes, que le reclamaban que vote en contra del incremento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario