La ciudad

Voces en el Concejo a favor y en contra de la posibilidad de aumentar el boleto de colectivo

Boasso aseguró que el radicalismo "no va a acompañar en el 2014 ningún aumento de boleto", Sciutto advirtió sobre la creciente brecha entre el valor de la tarifa y el costo.

Jueves 02 de Octubre de 2014

La inflación sigue impactando en todos los aspectos cotidianos de los rosarinos, y el transporte no está ajeno a esta circunstancia. Mientras aumenta la brecha entre el costo del boleto de ómnibus y el valor de la tarifa, la posibilidad de imponer un nuevo aumento en el año es descartada de plana en algunos sectores. Por eso, los concejales de Rosario debaten si es momento o no de una suba en el precio del boleto del transporte urbano de pasajeros.

Mientras el concejal Martín Rosúa propuso evitar un aumento "inyectando fondos en el fondo compensador del transporte urbano", el también radical Jorge Boasso fue un paso más allá y aseveró: "Nuestro bloque no va a acompañar en el 2014 ningún aumento de boleto". El socialista Manuel Sciutto, a su vez, destacó que la diferencia entre el valor y el costo del boleto "es cada vez mayor y ya ronda un peso", en tanto que María Julia Bonifacio, del PRO, sostuvo que "no es momento" para una suba.

"Creemos claramente que hay un proceso inflacionario muy importante que repercute específicamente en el sistema de transporte por algunas características particulares, paritarias muy altas y repuestos importados, sobre todo", indicó Rosúa sobre los motivos que empujan hacia arriba el costo del boleto. "Lo que nosotros decimos es que, como los usuarios del boleto principalmente son trabajadores y también estudiantes, no podemos trasladar todo el costo del boleto al precio de la tarifa, entonces hay que buscar la forma de subsidiarla", dijo el radical.

Recordó que el proyecto "que aplicaba una sobretasa de la alícuota de Drei para grandes empresas" había conseguido "aproximadamente cincuenta millones de pesos que colaboran para subsidiar el boleto".

"Ahora planteamos que todo lo que tiene que ver con el fondo de obras menores que va a sancionar la Legislatura se aplique al fondo compensador para también subsidiar la tarifa. Si seguimos acumulando estos fondos seguramente no tengamos que aumentar el boleto en lo que resta del año, y en caso de que el costo siga siendo superior al precio de la tarifa tendremos que buscar las alternativas para poder aplicar e inyectar fondos en el fondo compensador de transportes urbanos", aseveró.

Bonifacio, por su parte, dijo que en el PRO creen que "no es momento de aumentar la tarifa. Recordemos que no hace mucho hubo ya un incremento, y no solamente hubo una suba en la tarifa del transporte sino que también se incrementó la medida impositiva frente a los comercios, por lo tanto creemos que todo eso engrosó bastante el fondo compensador que subsidia al transporte".

"Ahora también estamos hablando de que hay una fuerte intención política de que lleguen fondos que están destinados por la ley de obras menores, por lo tanto la ciudad de Rosario se vería beneficiada con aproximadamente 60 millones de pesos", dijo la edila, quien también recordó: "Tenemos los subsidios municipales que para este año estaban delineados en unos cien millones de pesos y creemos que ese es un dinero que, si se distribuye equitativamente, no tendríamos que estar aumentando la tarifa".

Sciutto, a su turno, advirtió que "hay una diferencia cada vez mayor, que ya ronda un peso, entre el valor de la tarifa y el costo del boleto. Esto hace que tengamos que debatirlo seriamente para ver de qué manera se equilibra".

"Una alternativa es el incremento del boleto, pero habrá que analizar qué otras alternativas hay, generalmente cuando se analiza este tema se buscan soluciones varias", dijo el concejal socialista, y señaló que "hay un mecanismo que está generando ciertas expectativas que es la posibilidad de la aprobación del fondo de obras menores a nivel provincial, que incorporaría la posibilidad de tener una cifra de este monto para el fondo compensador, pero todavía esto no está concreto, todavía tiene que tratarse en el Senado y aprobarse".

Finalmente, Boasso no anduvo con vueltas: "Lo aumentamos hace sesenta, setenta días... No le veo el sentido, basta de meterle la mano en el bolsillo a la gente, no hay que aumentar tasas ni el boleto, hay que desensillar hasta que aclare".

"Estamos viviendo una situación muy particular en el país en el aspecto económico, por lo tanto los poderes públicos no tienen que profundizar esa crisis con sus actos, acciones, resoluciones o decretos, o con aumentos constante y permanentes, porque el bolsillo de la gente, el salario, no se estira como un chicle", aseguró.

Y también dijo que "hay que entender eso: que todos los aumentos repercuten en el bolsillo de la gente y que el bolsillo cada día está más flaco. Nuestro bloque no va a acompañar en el 2014 ningún aumento de boleto".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario