La ciudad

"Visitar la zona de Nuevo Alberdi con una de las partes en conflicto fue desafortunado"

El edil electo por el Pro, Roy López Molina, opinó sobre el incidente ocurrido entre Laura Weskamp, su compañera de bancada, e integrantes de la ONG Giros durante una visita a la zona donde, según las denuncias, se intenta construir un barrio privado a pesar de estar prohibido por una ordenanza municipal.

Miércoles 21 de Septiembre de 2011

El concejal electo por Unión Pro, Roy López Molina, se refirió al incidente ocurrido el lunes pasado entre integrantes de la ONG Giros y su compañera de bancada Laura Weskamp, a la que descubrieron visitando la zona rural de Nuevo Alberdi en compañía de un vecinalista sindicado como operador de la empresa que quiere vender esos terrenos.

En contacto con el programa con el programa La que se viene de La Ocho, el edil reconoció que “ha sido poco conveniente o desafortunada haber realizado una inspección ocular con una de las partes involucradas en el conflicto, porque tienen un interés en que el tema se resuelva de un lado o para otro la cuestión de fondo”.

López Molina aclaró que había que diferenciar dos cuestiones, por lado el tema de fondo y por el otro el incidente del lunes. “Cuanto a este último, creemos que los concejales, al momento de estudiar las cuestiones que hacen a su función tienen que tener una actitud activa. Eso lleva a tener que hacer inspecciones oculares de los lugares en conflicto”, dijo.

“Lo que sí creemos es que ha sido poco conveniente o desafortunado hacer esa suerte de inspección in situ acompañada por una de las partes involucradas, porque tiene en interés en que se resuelva el conflicto para un lado o para otro”, sostuvo el concejal electo.

López Molina aseguró que ese tipo de visita “lo más conveniente sería realizarla con los equipos de trabajo, técnicos y asesores de cada concejal para analizar los aspectos jurídicos o urbanísticos de la cuestión y no con algunas de las partes. A partir de allí se generó este entredicho”.

El concejal electo remarcó que mañana jueves habrá una reunión en el Palacio Vasallo, sede del Concejo, donde se podrá analizar la situación en torno a los terrenos de Nuevo Alberdi. “Ese tiene que ser el ámbito institucional. Allí Giros puede pedir explicaciones a funcionarios y también Laura Weskamp tendrá la posibilidad de aclarar todo esto”.

Con respecto a la ordenanza que prohibió los barrios cerrados en Rosario, y que fue rechazada por Weskamp en su momento, Roy Molina fue claro: “Nosotros nos opusimos como bloque y partido. a la sanción de esa ordenanza. No hay una relación de causalidad en la proliferación de los barrios cerrados, que son un nuevo forma de urbanización. personalmente, no me parece atractiva a la hora de vivir. Por eso, no es una apología personal a esta forma de desarrollo urbano. Pero existe y han crecido a la luz del decreto del año 2000 de la Secretaría de planeamiento que los regula como una realidad insoslayable. No lo vinculamos al enorme déficit habitacional que tiene Rosario de 40 mil vivienda. El déficit responde a una falta política clara, seria y sostenida del gobierno municipal. Eso no se soluciona con una eliminación de tipo dogmática de una figura de urbanización, que hace a mayor seguridad o privacidad. Por eso nos opusimos y la situación de Nuevo Alberdi requiere la participación de la política y también de la Justicia para que defina quienes son los propietarios del terreno”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario