La ciudad

Violó la restricción de acercamiento, discutió con su ex y le incendió la casa

La mujer ya lo había denunciado media docena de veces, pero él seguía viviendo frente a su vivienda. Ahora está prófugo.

Miércoles 21 de Noviembre de 2018

Miriam C. dormía en su casa junto a su hija adolescente cuando su ex pareja, Ricardo R., ingresó por la parte trasera, una planta alta construida sobre la vivienda de familiares en el barrio La Cerámica. La despertó, discutieron y cuando por fin las dos mujeres pudieron abandonar el hogar, el hombre incendió todo. Ella ya lo había denunciado media docena de veces por amenazas y agresiones, y desde hace cuatro meses él tenía una restricción de acercamiento. Sin embargo, vivía enfrente de la casa de Miriam. Organizaciones del Distrito Norte que asisten a víctimas de violencia reclamaron "una actuación más a tiempo de la Justicia y la policía", para evitar estas situaciones (ver aparte).


"Vemos esta casa incendiada y sentimos que estos casos se nos escapan de las manos", señalaba con dolor Roxana Ortigoza, referente de Enredar, una red de instituciones contra la violencia de género que funciona en el Distrito Norte.

Como varios vecinos, Roxana pasó gran parte de la mañana de ayer frente a los restos de la casa de Miriam. Algunos ofrecían compañía, otros se subían al techo y bajaban los restos que dejó el incendio: chapas retorcidas, escombros y muebles tiznados e inútiles. El fuego no perdonó nada. "Se quedaron apenas con lo puesto", se lamentaban las vecinas de la casa de Palestina al 1600.

Miriam es mamá de cinco chicos. La mayor de 18 años y el menor de cuatro. El lunes por la madrugada en la casa estaban sólo ella y su hija de 14, ambas dormían. Apenas había pasado media hora de las 12 cuando las despertaron los gritos de Ricardo R. Empezó a agredirlas, quería que se fueran de la casa. "Me dijo que me iba a sacar muerta", recordó Miriam.

La temprana intervención de un familiar permitió que las mujeres abandonaran la casa. Su agresor permaneció en la planta alta del modesto hogar familiar. Desde la casa de abajo, Miriam llamó al 911. Sus vecinos hicieron lo mismo. Sólo desde el celular de la mujer salieron cuatro pedidos de auxilio. La respuesta llego cuando la casa ya estaba envuelta en llamas.

"Nunca vino nadie. Hasta que no se incendió todo, no vinieron", se quejaron los vecinos de la mujer.

El fiscal de Flagrancia Rodrigo Urriticochea fue notificado del caso a las 2 de la mañana. Desde el Ministerio Público de la Acusación indicaron que, según los primeros testimonios, a las 0.30 del lunes Rodrigo R. discutió con su mujer y provocó el incendio de la casilla, con elementos que aún se desconocen.

El hombre se dio a la fuga después del incendio y, al menos hasta el cierre de esta edición no se lo había hallado. Desde la fiscalía esperaban recibir los informes de Bomberos y poder ampliar el testimonio de las víctimas.

Otra historia

El lunes a la madrugada no era la primera vez que Miriam denunciaba las agresiones de Ricardo R. En dos oportunidades ya había concurrido a Tribunales y por lo menos otras cuatro veces había hecho lo propio en la comisaría 34ª.

La última vez que recurrió a la Justicia fue el 6 de septiembre pasado.

Entonces, su ex pareja le había sacado a la calle su ropa y todas sus pertenencias y las había prendido fuego. Miriam aseguró que salió de Tribunales provinciales con una prohibición de acercamiento firmada por un juez.

Dos meses antes ya había obtenido otra restricción contra su ex pareja. Del vamos, la medida caía en saco roto. Al hombre le habían prestado una casa justo enfrente de donde Miriam vivía con sus hijos.

Desde entonces, las amenazas "fueron casi diarias". Una de esas veces, por la madrugada, Miriam quiso presentar una denuncia en la comisaría. La atendieron recién a las tres de la mañana y tuvo que volver caminando a su casa. "Me dijeron que no tenían el móvil para acompañarme", señaló.

Para la referente de Enredar, la de Miriam es una de las tantas historias que reflejan la ausencia de intervenciones certeras "de la Justicia y de la policía" para preservar a las víctimas de violencia.

Ahora, las mujeres apelan a la solidaridad para que ella y sus hijos puedan reconstruir su hogar.

Para colaborar

Miriam necesita de la solidaridad de todos para poder reconstruir su casa, que fue incendiada por su ex pareja. Ella y sus cuatro hijos perdieron todo. Quienes quieran ayudar pueden llamar al 152-252941.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});