La ciudad

Violento desalojo de tres familias por la extensión de Wilde

Las máquinas tiraron abajo las casas de tres familias que vivían en el predio desde hace diez años. Los habitantes no quieren dejar el lugar.

Viernes 30 de Agosto de 2013

Hace una década que Sandra Salva vive con su familia en Wilde y la autopista Rosario-Córdoba. El miércoles le avisaron que debía desalojar la casa en una semana, pero no le dieron tiempo. Ayer aparecieron las máquinas retroexcavadoras. Les golpearon las puertas, les pidieron que sacaran sus pertenencias y se retiraran. Sin más, avanzaron sobre las casas y dejaron pilas de escombros.

En total había tres familias viviendo allí. Los chicos fueron reubicados con otros familiares, pero los adultos no quisieron abandonar el predio y se quedaron durmiendo entre los escombros.

El desalojo es parte del plan de extender la calle Wilde hasta la autopista Rosario-Córdoba para contar con un nuevo ingreso a la ciudad y un nuevo acceso al barrio Fisherton.

En ese predio, donde vivían las familias, Vialidad Nacional tiene planeado hacer una calle que una ambas arterias.

Pero esta obra está costando la vivienda a tres familias que desde hace 10 años habitan en ese lugar.

Ayer, en lo que quedaba de aquellas casas, estaban Sandra y Marisol, desesperadas. "Nos quedamos acá porque no tenemos dónde ir y además para cuidar lo que nos queda (una cama, un colchón y alguna frazada), porque si nos vamos nos van a sacar todo", manifestaron angustiadas las mujeres.

Sandra vive con la asignación familiar de un hijo, y tiene otro que maneja un carro. Otros dos hijos tienen trabajo en el ámbito de la construcción. Las mujeres se lamentaban. "Tengo una hija discapacitada y no sé como voy a hacer", dijo Sandra conmocionada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario