La ciudad

Vilela: el paro obligó a suspender 500 turnos y cancelar las cirugías

Una reunión intentará esta tarde destrabar la medida, que ingresa hoy en su tercer día

Jueves 02 de Septiembre de 2010

El paro que están llevando adelante los empleados del Hospital de Niños Víctor J. Vilela, que hoy entra en su tercer día, ya generó la suspensión de 500 turnos y la paralización de todas las cirugías programadas. No obstante, está garantizada la atención de las urgencias en la guardia y en el sector de internación.
  Si bien los médicos no se plegaron a la huelga, ayer un grupo de profesionales manifestó su solidaridad con el reclamo, lo que profundizó la preocupación entre las autoridades del hospital. La llave que destrabe el conflicto podría aparecer hoy, a las 15, hora en que está agendada una reunión entre ambas partes. Mientras tanto, los trabajadores esperarán el resultado en asamblea permanente.
  Los empleados reclaman la incorporación al plantel de 38 personas de distintas áreas. Ayer al mediodía se reunieron con el secretario de Salud municipal, Lelio Mangiaterra, pero no llegaron a un acuerdo ya que la propuesta oficial, que podría ser mejorada hoy, es el ingreso de los trabajadores de manera escalonada “en un plazo no muy extenso”, según dijo ayer Mangiaterra a La Capital.
  El secretario gremial del Sindicato Municipal, Sergio Rodríguez, admitió que la reunión “se puso tensa en un momento. Sólo obtuvimos una respuesta favorable al 50% del reclamo”, indicó. Mangiaterra, que no quiso públicamente dar a conocer la propuesta oficial, ofreció —según Rodríguez— “la incorporación de unos 20 trabajadores, cuando pedimos casi 40”.
  La vicedirectora del hospital, Velia Peralta, se mostró sumamente preocupada por la situación, aunque aclaró que “la atención en la guardia es normal y lo mismo sucede con los niños internados”. Sí confirmó la suspensión de la entrega de turnos, unos 250 por día, y desde ayer, de las cirugías programadas: “Incluso estamos pensando en posponer las intervenciones cardiovasculares previstas para los próximos días hasta que el conflicto se solucione”, indicó.
  Sobre la posible ausencia de insumos en el hospital, otro de los reclamos del gremio, Peralta, y hasta el intendente Miguel Lifschitz, negaron que existan faltantes que pongan en riesgo a los pacientes. “Desde ya que somos cuidadosos con los recursos materiales en salud, porque no sobran, pero los profesionales y empleados tienen lo que necesitan para cumplir con su tarea diaria”, enfatizó la médica (ver aparte).

Controlado, por ahora. En los pasillos y las salas de espera del hospital ayer se respiraba la angustia de los padres que llevaban a sus hijos. “La gente está viviendo también la incertidumbre, es inevitable, están preocupados como nosotros”, destacó Peralta.
  Por su parte, el secretario de Salud municipal enfatizó que “es primordial que la gente se quede tranquila, porque se están atendiendo las urgencias y toda necesidad de los pacientes se va a cubrir” destacó y agregó: “Por ahora tenemos la situación bajo control y esperamos llegar a un acuerdo. Si el paro se prolonga, no descarto que tengamos que derivar pacientes a otros efectores públicos”.
  Mangiaterra, quien se mostró más optimista que los representantes del gremio sobre la posibilidad de arribar hoy a un acuerdo que permita levantar el paro, pidió que “los padres recurran a los centros de salud cercanos al domicilio —hay 84 en Rosario—, o bien a los hospitales Centenario, Zona Norte y Eva Perón, que tienen atención pediátrica”, para minimizar en el Vilela la concurrencia de pacientes que no deben ser atendidas por urgencias. l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS