La Ciudad

Vecinos de Pichincha y funcionarios, cara a cara en Tribunales

Un fallo de diciembre ordenó a la Municipalidad endurecer las multas y regular la actividad nocturna en ese barrio

Martes 25 de Agosto de 2020

Una audiencia entre los vecinos de Pichincha y la Municipalidad de Rosario en la Cámara Civil de Rosario pasó a un cuarto intermedio luego de que las partes se comprometieran a mantener reuniones con el objetivo de llegar a un acuerdo en relación a los controles en los bares de la zona. El Tribunal debe definir si revoca o confirma un fallo de primera instancia de diciembre pasado que impuso un plazo de 160 días al Ejecutivo local para que reformule el régimen sancionatorio, y despliegue un efectivo cumplimiento de las ordenanzas que regulan la actividad nocturna.

La Cámara Civil de Rosario fue escenario este martes de una audiencia presidida por los jueces de la sala II Gerardo Muñoz, Jésica Cinalli y Ariel Ariza, quienes escucharon los argumentos de los apoderados de la Municipalidad y de los vecinos de Pichincha en relación a una causa que tuvo su primera resolución en diciembre de 2019.

En esa oportunidad el magistrado hizo lugar a un reclamo de los vecinos y ordenó a la Municipalidad que en un plazo de 160 días reformule el régimen sancionatorio que permita dar efectivo cumplimiento a las ordenanzas que regulan la actividad nocturna. De esa manera se hizo lugar a la demanda de los residentes del lugar ante reiterados incumplimientos de los comerciantes.

La Intendencia apeló esa resolución tras considerar que en realidad la potestad de cambiar la regulación recae sobre el Concejo Municipal. Esta mañana, la Cámara Civil convocó a la audiencia para que se expongan oralmente las posiciones.

Según pudo saber La Capital, tanto vecinos como funcionarios estuvieron de acuerdo en que el contexto de la pandemia modificó la realidad que se advierte en Pichincha, con bares que comenzaron a funcionar de a poco ante las disposiciones sanitarias por la pandemia del Covid-19, lo cual impacta en menor movimiento.

Tranquilidad

“Los vecinos estaban tranquilos porque hay menos movimiento y porque no se sabe a futuro qué a va a pasar con la pandemia. Tanto los abogados de las partes como los jueces acordaron no dar declaraciones. Y decidieron pasar a un cuarto intermedio mientras siguen con charlas para llegar a una solución de fondo”, dijo una fuente judicial.

La causa está caratulada “Pérez Olgonero, María Soledad y otros contra la Municipalidad de Rosario sobre la ley 10.000". Comparecieron en representación de los demandantes las abogadas Analía Antik y Adriana Taller, mientras que por el Ejecutivo lo hizo Gustavo Ferrari, del departamento Legal del Ejecutivo.

También participaron los secretarios de Gobierno, Gustavo Zignago; de Control y Convivencia Ciudadana, Carolina Labayru; la secretaria de Planeamiento, Agustina González; de Producción, Innovación y Empleo, Sebastián Chale y la subsecretaría Legal y Técnica, Juliana Conti, e integrantes de la Comisión Centralizada de Análisis.

Luego de un intercambio de opiniones, las partes acordaron pasar a un cuarto intermedio a fin de generar reuniones, situación que se extenderá hasta la solicitud de nueva audiencia, según indica la resolución emitida por los camaristas.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario