La ciudad

Vecinos de la zona sur aseguran que viven amenazados por narcos

Se reunieron ayer con integrantes de la comisión de Seguridad del Concejo. Aseguran que una plaza está tomada por las bandas.

Martes 04 de Noviembre de 2014

Las piletas del Saladillo y un espacio público se convirtieron en el espacio donde las bandas se disputan el dominio del territorio. Organizaciones que venden drogas y delinquen en la plaza municipal Gerardo Cabrera, de zona sur, y vecinos hostigados y amenazados por bandas organizadas, fueron algunas de las denuncias presentadas ayer en la comisión de Seguridad del Concejo Municipal.

En la escrito entregado a los ediles se hace saber el grado de desprotección que se vive en torno a la plaza.

"Toman las escaleras detrás del complejo de piletas y el ombú como centro de reunión para la venta y consumo de drogas, ingesta de bebidas alcohólicas y cometer todo tipo de delitos. Esto trae como consecuencia la reclusión en los hogares ante el temor de ser saqueados o sufrir una herida de arma de fuego entre bandos opuestos que se disputan el territorio", expresaron por escrito. El miedo es tal, que los vecinos no quisieron firmar la nota elevada a los ediles por temor a represalias.

Para el concejal Diego Giuliano, presidente de la comisión de Seguridad, "una vez más nos encontramos frente a vecinos que no se animan a movilizarse y que temen hacer denuncias porque no encuentran respuestas ni del 911, ni de la seccional, ni de las autoridades en seguridad. Las únicas respuestas que encuentran son las de las bandas que han tomado la plaza y vienen amenazando a toda la zona".

"Por eso nos parece importante hacer visible esta problemática y canalizar a través de la comisión estos reclamos de los vecinos de zona sur", ahondó el edil de Rosario Federal.

Los vecinos del lugar elevaron nota a la comisión de Seguridad y ayer concurrieron a la reunión para dejar en claro que son blanco de amenazas constantes de bandas que venden drogas y cometen arrebatos en la zona de avenida Fausta y pasaje Garmendia, detrás del complejo de piletas de Saladillo.

Pocas luces. "La escasa iluminación y la falta de presencia de fuerzas de seguridad contribuyeron al encuentro de bandas delictivas que se han hecho dueños de la plaza. Los vecinos solicitan por esto iluminación antivandálica, patrullaje y cámaras de videovigilancia, de modo que ese espacio verde pueda empezar a ser nuevamente aprovechado como espacio recreativo y el vecindario pueda recuperar la tranquilidad", concluyó Giuliano.

La comisión dio despacho a proyectos de la concejal María Julia Bonifacio en el que se solicita presencia policial en bulevar Oroño entre Juan Canals y Mister Ross y en Dorrego entre Garibaldi y Ameghino.

También se dio despacho a una iniciativa de Giuliano solicitando patrullaje permanente en la zona comprendida por 27 de Febrero, Ovidio Lagos, Avellaneda y bulevar Seguí.

Así, la comisión de seguridad volvió a escuchar el padecimiento de los vecinos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario