La ciudad

Vecinos denunciaron que el perro que atacó a una mujer ya mordió a 20 personas

La mujer sufrió las heridas en la zona de Mendoza y Barra (zona oeste) por lo que fue internada e intervenida quirúrgicamente en el sanatorio de Los Nuevos Ayres (Pellegrini al 1300).

Sábado 18 de Julio de 2015

Los vecinos del barrio donde un perro atacó el jueves a una mujer de 62 años que bajaba de un colectivo denunciaron que el animal ya había mordido a "unas 20 personas", según relató la directora del Instituto Municipal de Salud Animal (Imusa). Diana Bonifacio fue ayer a la casa donde habitaba el perro (finalmente un mestizo de bull terrier y no un pitbull) y dialogó con la gente. Además, sostuvo que el dueño del can se comprometió a tener otra actitud con él.

La mujer sufrió las heridas en la zona de Mendoza y Barra (zona oeste) por lo que fue internada e intervenida quirúrgicamente en el sanatorio de Los Nuevos Ayres (Pellegrini al 1300). Regresaba del centro de la ciudad, pero se pasó de largo y tuvo que volver caminando. Cuando estaba cruzando las vías que atraviesan el sector fue sorprendida por Morgan, según se supo luego el nombre del animal.

En la violenta irrupción, el perro le produjo importantes golpes y lastimaduras en todo el cuerpo. Según comentaron vecinos de la zona que observaron el lamentable episodio, la mujer recibió profundas mordeduras en el abdomen, los brazos, las piernas y los tobillos. Además, el perro le sacó el hombro derecho de lugar y le produjo lesiones de consideración en la muñeca.

Además, la tuvieron que ayudar dos muchachos que pasaban por ese lugar y debieron recurrir a la fuerza de palazos para sacar al animal de la agitada escena.

El propietario del animal fue detenido, pero ayer ya estaba de regreso en su casa. Y, si bien la policía debió retirar el mestizo para llevarlo al Imusa, no lo habría hecho porque los agentes consideraron que estaba en buen estado.

De otros modos fue el propio dueño quien lo condujo allí ayer por sus propios medios. El comportamiento del animal será evaluado durante 10 días en la repartición.

La responsable del Imusa contó a LaCapital que se hizo presente en la casa en cuestión y observó que el portón de ingreso tiene un agujero por donde Morgan se escapaba. Además, el propietario relató que habitualmente lo soltaba sin medir las consecuencias. De todos maneras, ante la gravedad del último hecho se comprometió a cambiar de actitud. Para eso, la funcionario insistió al señalarle los alcances de la ordenanza 8.468 tenencia de perros potencialmente peligrosos.

Además, la Guardia Urbana Municipal (GUM) labró una acta. En este sentido, se espera la evaluación por parte de la Justicia de Faltas municipal, mientras se supo también que quedó abierta una causa en los Tribunales provinciales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario