La Ciudad

Vecinalistas advierten que en los barrios no hay policía ni patrullaje contra el delito

En una reunión, 22 referentes expusieron su malestar por la permanente ola de asaltos, arrebatos y otros hechos que sufren a diario.

Miércoles 13 de Enero de 2021

Los delitos contra la propiedad y las personas, robos, arrebatos, hurtos, y que atentan contra seguridad y la tranquilidad de la ciudadanía recrudecieron en los últimos meses en Rosario. La problemática se palpa a toda hora, desde el centro hasta los barrios más alejados. Preocupados por este panorama, más de 20 vecinales de la ciudad plantearon a miembros de la Cámara de Diputados sus preocupación por la ausencia de policías, sobre todo por las noches, falta de patrullaje y tareas preventivas en relación a la seguridad pública.

En el marco la creciente ola de inseguridad que atraviesa Rosario, el grupo de 22 vecinalistas de distintos barrios se reunió ayer y expusieron una variada gama de inquietudes sobre las distintas situaciones cotidianas que sufren.

“Los mayores problemas radican en los asaltos, a mano armada, y tuvimos dos violaciones en los últimos meses. No tenemos un interlocutor válido para resolver los problemas. En las tres reuniones que mantuvimos con el Ministerio de Seguridad, la respuesta fue nada. Reclamás un plan y dicen que lo van a implementar. Nadie sabe en qué se gastan los fondos destinados a seguridad”, se quejó Víctor de Batista, en representación de los barrios Agote y Pichincha.

En un alto de la reunión que encabezó la diputada socialista Lionella Cattalini, como presidenta de la comisión de Derechos y Garantías de la Cámara baja, el vecinalista insistió sobre el problema que más preocupa: ausencia de patrullajes.

“Le damos un premio a la persona que encuentra un policía en Pichincha o Agote. Sinceramente no existen”. Pedís un patrullaje, están dos días, y después desaparecen, no hay ninguna medida de prevención para la seguridad de los vecinos”, graficó De Batista.

En barrio Rucci, distrito norte, trazaron el mismo diagnóstico. “Tenemos permanentes robos y raterismo. Parece que eso es menor, como quitar un bolso. Pero las víctimas se caen, se quiebran la cadera, tienen contusiones. Y eso pasa a ser un hecho grave, un drama. Requerimos mayor presencia policial. Cuando los vecinos se quejan, nos ponen dos motos y un patrullero una semana, y después los sacan porque los llevan a otro barrio”, recalcó José Bouman, de barrio Rucci.

En representación de otros 20 vecinos de la ciudad que se reunieron con la diputada Cattalini, los referentes barriales insistieron en sus críticas. “Entendemos que por la complejidad y densidad población de nuestro barrio, debe haber mayor presencia policial, caminantes, móviles, y dos policías motorizados”, refirió Bouman sobre una queja que se replica en muchas zonas de la ciudad.

El reclamo y la preocupación común se refleja con los reportes diarios de delitos comunes, como asaltos, robos y arrebatos, hasta los más graves, como balaceras, que tienen prisioneros a los vecinos en sus propias casas. Esto fue advertido por referentes de los barrios Saladillo, Azcuénaga y Acindar, entre otros que participaron del encuentro.

La diputada Cattalini se refirió a la demanda de los ciudadanos y explicó que desde Diputados están convocando a los vecinos ante la preocupación “por la situación de violencia e inseguridad que están atravesa nodo rosarinos y rosarinas. La preocupaciones son las mismas: falta de patrullaje y presencia policial en los barrios”, reiteró.

La legisladora indicó que tomaron nota también de “la falta de funcionamiento de las cámaras de seguridad y de conexión de las alarmas comunitarias a esos dispositivos. El reclamo tiene que ver fundamentalmente con la desolación, la desatención del gobierno provincial a la ciudadanía”.

Cattalini puso en evidencia “la falta de funcionarios”. Y sumó: “Pedimos urgentemente que el gobernador Omar Perotti y el ministro de Seguridad, Marcelo Saín, se pongan al frente de esta situación. Es necesario saber dónde está Saín, porque no lo estamos escuchando. Es urgente que el ministro esté en Rosario y pueda recorrer los barrios, atender la problemática para pensar soluciones en conjunto”.

E insistió en “el reclamo recurrente por hechos de inseguridad. Cerramos 2020 con una cifra de homicidios (214) alarmante, la más alta después de cinco años. El pedido se relaciona no solo con la violencia, sino con arrebatos, y con la falta de presencia policial, y presencia política en lo que hace a la seguridad en Rosario”.

Consultada por La Capital sobre los fondos que el gobernador dijo que destinaría a recursos materiales (tecnología y móviles, entre otras cuestiones) en el marco de la ley de necesidad pública y el decreto de emergencia en seguridad, Cattalini recordó que son objeto de permanentes pedidos de informes desde Diputados.

“También queremos saber dónde se asignaron los fondos que giró el gobierno nacional, que anunció el presidente Alberto Fernández cuando vino a Rosario al pedirle al gobernador que no descuide la ciudad y anunciar más de 3.000 millones de pesos para prevenir el delito”.

“Vamos a seguir sumando vecinales para hacer los reclamos en bloque, porque aparentemente si lo hacemos de forma individual, no nos dan la respuesta que necesitamos en cada barrios”, marcó la legisladora.

“Desde la Cámara de Diputados hicimos muchos pedidos de informes para saber qué está pasando con la presencia de las fuerzas federales en Rosario y en toda la provincia, pero lamentablemente todavía no obtuvimos respuestas concretas ni certeras de qué está pasando”, dijo luego.

En relación a ese tema, De Bastisa agregó que “falta coordinación de las fuerzas (nacionales y provinciales). Tendrían que ponerse de acuerdo, coordinar que patrullen la ciudad y especialmente los barrios, muchos de los cuales por su conformación necesitan más presencia policial. En zona norte, a partir de las 22, no encontramos ninguna fuerza policial patrullando. Pedimos que los funcionarios bajen un poco al territorio y no estén detrás de un escritorio, en el territorio es donde se ven las cosas”.

Se está trabajando en forma permanente

Las fuentes del Ministerio de Seguridad de Santa Fe consultadas por La Capital se mostraron atentas a los reclamos vecinos y remarcaron que “se está trabajando permanentemente en el despliegue de patrullajes y dispositivos de intervención para contener esta situación”, que es la mayor demanda en los barrios.

Sobre el incremento de los robos y arrebatos en los últimos meses, las autoridades entienden que “esos delitos predatorios vienen de la mano de una situación de agudizamiento de la desigualdad social marcada por el parate económico”, que derramó la pandemia.

Y así se explica, desde el análisis oficial, que el contexto converge para “que se incrementen los delitos contra las personas y las propiedades. Nos reunimos constantemente con las asociaciones vecinales, de comerciantes, supermercadistas. Delito hay y va a haber, pero en este contexto la policía reconfigura e implementa nuevos dispositivos preventivos”, sostuvieron desde el Ministerio de Seguridad.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS