La ciudad

"Uriel tiene muchas ganas y hace todo por su pequeño hijo"

El coordinador de la Unidad de Quemados del Heca, Ariel Talarn, ve en la fuerza interior del mecánico la base de su rehabilitación.

Domingo 11 de Marzo de 2018

El coordinador de la Unidad de Quemados del Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca), Ariel Talarn, brindó detalles sobre la situación de Uriel Doria, y destacó que lo fundamental para la recuperación fueron sus ganas de salir adelante.

   "Uriel tiene muchas ganas. Es súper optimista y está apostando mucho a la rehabilitación, porque tiene un hijo chiquito. Dice que lo hace por él", comentó.

   De todos modos, detalló que "el porcentaje de mortalidad en los pacientes críticos, como Uriel, es muy alto. Y más cuando tienen quemaduras de vía aérea. En ellos, la mortalidad llega hasta el 70%: de diez pacientes, siete mueren".

   El doctor Talarn dio precisiones sobre la llegada del mecánico al Heca: "Sufrió una quemadura de fuego directo del 60% de superficie corporal. Esto le afectó el rostro, los miembros superiores e inferiores y parte del tórax. Ingresó en estado crítico, con quemaduras de vía aérea y pasó directamente a terapia intensiva".

   Además, agregó que el sector a donde Uriel ingresó es el más complejo de la unidad. "Estuvo un mes inconsciente, con respirador, donde se empezó a tratar las quemaduras", comentó.

   A pesar de que las lesiones externas fueron preocupantes, Talarn afirmó que lo más complejo fueron las quemaduras en la vía aérea: "La superficie quemada se puede intervenir; en cambio, la quemadura de vía aérea no. Sólo se puede hacer un sostén de la parte respiratoria y se tiene que mantener al paciente hasta que el mismo organismo cure las quemaduras. Acá juegan las infecciones y un montón de cosas, que hacen que ese paciente esté en estado crítico".

   El coordinador de la Unidad de Quemados del Heca no dudó en recalcar que Uriel "es un muchacho que le puso mucho esfuerzo a la rehabilitación".

Equipo de primera

Quienes lo atendieron forman parte de un equipo multidisciplinario de la Unidad de Quemados del Heca. El coordinador es Talarn, que es cirujano plástico y especialista en emergencias en pacientes quemados.

   Dentro de ese gran equipo hay otros cirujanos plásticos, médicos clínicos, médicos especialistas en terapia intensiva, kinesiólogos, nutricionistas, fisiatras encargados de la rehabilitación y un equipo de salud mental.

   Sobre este último equipo, Talarn destacó: "Es muy importante porque contiene estas situaciones de que una persona laboralmente activa, que no tiene ningún tipo de enfermedad, en un momento brusco pasa a tener una internación prolongada con secuelas físicas y estéticas que, muchas veces, son de por vida".

   Además de resaltar la importancia de esta parte del equipo, el coordinador aseveró que "el tratamiento del quemado no termina con la curación de las heridas de la piel, sino con la reinserción del paciente en la sociedad. Es un tratamiento prolongado".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario