Pandemia

Unos 80 mil rosarinos ya viajan a diario en colectivo y piden extremo cuidado

El municipio remarca que es clave cumplir los protocolos para evitar contagios.

Miércoles 05 de Agosto de 2020

Unos 80 mil rosarinos por día se están trasladando en transporte público y si bien no hay restricciones para utilizar este medio, desde el Ente de la Movilidad piden que se utilice sólo en casos de necesidad y que se respeten, desde el momento de la espera, todas las medidas de prevención para minimizar el riesgo de contagio por Covid-19. El llamado se hace teniendo en cuenta que Rosario está en una curva ascendente de casos de coronavirus y con circulación comunitaria.

El transporte público en Rosario funcionó de manera discontinua en los últimos meses a causa de las medidas de fuerza impuestas por el gremio que nuclea a los colectiveros (UTA) ante la falta del cobro total de haberes. Así, desde que se declaró la pandemia, las unidades funcionaron con "normalidad" hasta el 11 de mayo, teniendo en cuenta la escasa cantidad de gente que había en las calles debido a las medidas de aislamiento general que regían por aquellos días.

Luego se iniciaron 23 días de paro. La actividad se retomó durante algunas jornadas hasta que volvió la medida de fuerza. La semana pasada el gremio decidió retomar las tareas por 90 días y desde el viernes las unidades del transporte regresaron a las calles.

Unas 80 mil personas tomaron colectivos (en días hábiles) representando el 20 por ciento del total de pasajeros que había antes de la pandemia. En el momento de mayor utilización en los últimos meses se alcanzó el 30 por ciento.

Aunque el número de usuarios todavía es bajo, viene subiendo. La preocupación reside en que el panorama en relación al Covid-19 es complejo y el uso del transporte público, aunque es indispensable para muchísimas personas, se desaconseja en el marco de la pandemia. De allí que las autoridades locales pongan la lupa en el sector, tanto por la necesidad de cuidar a los choferes y a todo el personal de las empresas como a los pasajeros, según destacó la directora del Ente de la Movilidad del municipio, Eva Jokanovich.

Precauciones

El protocolo de mitigación de riesgos de Covid-19 del transporte público tiene numerosos ítems. Desde el Ministerio de Salud de la Nación básicamente se desaconseja su uso y se apela a que la población elija otros medios para circular.

Aunque en Rosario los colectivos no están disponibles sólo para trabajadores esenciales, como sucede en zonas del país con alta circulación del virus, la funcionaria local destacó: "Si estás incluido en grupo de riesgo, si tenés alguna otra forma de moverte, si podés hacer las compras en tu barrio y caminar algunas cuadras, no uses el colectivo. Tenemos que dejar el transporte público para ser utilizado por quienes más lo necesitan. Ser solidarios es clave siempre, y más en el marco de esta pandemia", indicó.

Jokanovich mencionó que los choferes siguen aislados de los pasajeros, que deben usarse las puertas del medio o de atrás de las unidades para el ascenso y descenso, que el barbijo es de uso obligatorio desde el momento de la espera del colectivo, lo mismo que el distanciamiento, que debe ser el máximo posible.

"Puede ir gente de pie en un colectivo, pero tienen que mantener la distancia. Si es posible hay que dejar un asiento libre. Se debe utilizar alcohol en gel en el inicio y al final del viaje. No tocarse la cara en el trayecto, no hablar en lo posible ni con otros pasajeros ni por celular (está demostrado que cuanto más se habla y si se hace en voz alta el alcance de las gotas de saliva es mucho mayor y por ende más riesgoso)", detalló. La ventilación de los colectivos es obligatoria aún con temperaturas bajas.

Paciencia y respeto

La directora del Ente de la Movilidad, Eva Jokanovich, pidió que se respeten las distancias cuando se espera el transporte: “En general en Rosario no estamos acostumbrados a las colas para esperar un colectivo, pero en este momento se da esa situación. También pedimos paciencia, que la gente salga con tiempo, porque si una unidad viene con mucha gente, lo recomendable es que se espere otra. Así como aguardamos en el supermercado, con la misma tolerancia tenemos que esperar el colectivo. Es arduo, es agobiante por momentos, pero es la mejor manera de cuidarnos”, enfatizó. Respecto a los cuidados en las empresas de colectivos, se trabaja en la concientización del personal para que tomen todas las medidas de higiene, no se junten en las puntas de línea y usen las herramientas de protección.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario