La Ciudad

Unos 300 pacientes trasplantados recibieron la vacuna contra el Covid-19 en el Galpón 17

Este jueves por la mañana se vacunó, además, a personas con fibrosis quística y a algunos docentes y personal de salud que habían reprogramado su turno. Por la tarde se inoculará a fuerzas de seguridad

Jueves 15 de Abril de 2021

Durante la mañana de este martes unas 300 personas recibieron la vacuna contra el Covid-19 en el Galpón 17, ubicado sobre el pasaje Los Inmigrantes en el Parque Nacional a la Bandera. En esta ocasión fue el turno del grupo de riesgo integrado por personas que recibieron trasplantes de órganos. Además se vacunaron algunos trabajadores de la salud y docentes que habían perdido sus turnos. "Es muy importante porque estamos llegando a poblaciones objetivo pero mucho más vulnerables", indicó la ministra de Salud de la provincia Sonia Martorano.

"Estamos siguiendo el plan de vacunación con una logística muy clara, pero a partir de hoy comenzamos con un grupo de riesgo que son los trasplantados. Es un grupo de 1800 en toda la provincia", indicó la ministra, quien estuvo presente durante la jornada. Este grupo recibió la primera dosis de la vacuna Sinopharm, de origen chino.

>>Leer más: El domingo llegan 864 mil nuevas vacunas contra coronavirus

Además, explicó que entre los vacunados este martes se encontraban también pacientes con fibrosis quística y por la tarde sería el turno de personal de las fuerzas de seguridad. "Es una logística compleja porque son diferentes públicos, pero buscamos distintos lugares y horarios para que pueda ser organizado", manifestó Martorano.

La cola bajo el sol durante la mañana no era larga. La mayoría de las personas se concentraban dentro del galpón, sentadas a distancia y acompañadas por asistentes que sanitizaban y controlaban la temperatura. Afuera había unas pocas más que aguardaban su turno para ingresar y otras que ya habían recibido la vacuna.

Entre ellos se encontraba Sergio, un paciente que hace unos años recibió un trasplante. "Nos dieron la posibilidad de seguir viviendo, es una nueva oportunidad, la primera fue con el trasplante y hoy seguimos luchando por la vida", se emocionó el hombre. "Fue un año duro, nos cuidamos muchísimo. De mis conocidos trasplantados, que son un montón, por suerte ninguno perdió la vida, pero sí falleció mi hermana por Covid", lamentó.

"La responsabilidad del cuidado es de todos, no solo de adultos, ni de menores, ni de trasplantados. Es de todos. El barbijo es fundamental. El cuidado y el distanciamiento tiene que existir, sino esto va a ser muy difícil, este virus vino para quedarse", aconsejó el hombre.

VACUNA-3.jpg
Foto: Celina Mutti Lovera

Foto: Celina Mutti Lovera

>>Leer más: La chance de que Santa Fe compre vacunas podría concretarse recién en el 2022

Sergio estaba junto a un grupo de personas que llevaba un cartel con la leyenda "Volver a empezar después de un trasplante". Entre ellas destacaba la historia de Norma y Estefanía, madre e hija, donante y receptora. Norma le donó a su hija un riñón después de que un examen de aptitud física generara un alerta y los estudios advirtieran que algo andaba mal.

Todo el período de diálisis y cirugía de trasplante fue entre 2012 y 2013. Por aquellos días para ellas era común tener que usar barbijo en la vía pública, en los transportes públicos y en los sanatorios. "Éramos los bichos raros y hoy estamos todos con barbijos. Es fundamental", contó Estefanía.

Recién salida de vacunarse y acompañada por su hijo pequeño la mujer contó que al principio, cuando se comenzaba a hablar de las vacunas, tenía miedo. "Mucho no se conocía todavía, pero por otro lado tenía muchas ganas que llegue para de a poco retomar nuestras vidas, pero obviamente seguir con nuestros cuidados", agregó la mujer.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario