La ciudad

Unas 66 familias usurparon un terreno frente a la Zona Cero

Déficit habitacional. Dicen que están cansadas de pagar alquiler y proponen comprar el predio ubicado en Nuevo Alberdi. Los propietarios pidieron ayer el desalojo.

Martes 24 de Febrero de 2015

Una vez más la problemática de la ocupación de terrenos volvió a hacer pie en Nuevo Alberdi. Esta vez, unas 66 familias ingresaron a un baldío ubicado en Villa del Parque entre Cullen y Ugarte para plantear una problemática social: piden comprar la hectárea usurpada, luego subdividirla y comenzar a construir sus viviendas. "No queremos dinero sino la tierra para dejar de alquilar", indicaron.

LaCapital contactó a los dueños del predio usurpado, donde alguna vez funcionó una fábrica de ladrillos, quienes acudieron a Tribunales a solicitar el desalojo. "Hay una puntera que agitó a la gente y la llevó a nuestra propiedad. Hubo agresiones a vecinos y amenazas, por eso apenas se resuelva esto tenemos la intención de vender", dijo uno de los propietarios.

La intrusión de un grupo de vecinos de la zona comenzó el sábado pasado. El lugar, con algunos pastizales, fue invadido con la idea de desmalezar ante la presencia de roedores y hasta incluso hicieron fuego. Los dueños, advertidos de la situación, se comunicaron con la subcomisaría 2ª , y tras una etapa de negociaciones la mayoría quedó sobre la vereda del lote en cuestión.

Desde el sábado a la tarde, el terreno ubicado en Villa del Parque entre Cullen y Ugarte (justo calle de por medio con el complejo habitacional Zona Cero) estaba subdividido con cables y cintas, mientras se ubicaron algunas carpas y lonas.

El fenónemo no es nuevo en Nuevo Alberdi, donde la provincia está censando a los habitantes de las viviendas sociales para saber si son sus legítimos propietarios. En este caso en particular existen dos voces contrapuestas. LaCapital contactó a la dueña del lote usurpado, Filsinea Ianotti, y a su hijo Rubén López.

"El terreno es heredado de mi suegro fallecido. Ahora estoy yo con mis hijos. Tenemos miedo, porque a un vecino lo vieron hablando con mi hijo y lo cascotearon. Esto era zona rural, pero se empezó a poblar con las nuevas urbanizaciones. Originariamente teníamos un horno de ladrillos, pero hacía rato que estaba como baldío. La idea es venderlo, porque somos gente de trabajo", comentó Ianotti.

Su hijo dialogó con este diario apenas salió de la fiscalía en turno, donde radicó el pedido de desalojo. "La fiscal nos dijo que primero hay que hacer un relevamiento. Una de las que mueve todo esto es una puntera política, vive enfrente y está con un comedor comunitario. Cuando me di cuenta el sábado de la ocupación y llegué con una pala mecánica, ya había entre 50 a 60 personas. Hubo agresiones y amenazas. Esta mujer trajo gente de una villa, muchos tienen casas nuevas. Usurpan para alquilar o vender después. Queremos vender y hacer lo que podamos para no perder el terreno", argumentó López.

La otra versión. Sobre el mediodía de ayer, representantes de las 66 familias que ocuparon el lote estaban ubicadas en la vereda. "Somos de barrio Cristalería y estamos cansados de alquilar. No queremos usurpar. Si quieren lotearlo se lo compramos, porque estamos cansados de pagar más de 2 mil pesos por un alquiler. Aparte queremos construir nuestras casas y pagar la luz", dijeron unas mujeres a coro.

Los ocupantes tenían un listado con las 66 familias relevadas. "Quisieron venir de otras villas y los sacamos", aclararon para revelar que aparentemente funcionarios quisieron ofrecerles subsidios por 3 mil pesos para que se retiraran, pero se negaron.

"Les queremos dejar una casa a nuestros hijos. Que haya un mediador y hacemos un plan de pagos, que la dueña se ponga una mano en el corazón. Si estamos acá es porque no podemos pagar un alquiler. No queremos transformar esto en una villa, muchos de nosotros no accedemos a un plan de viviendas sociales porque no tenemos recibo de sueldo. No queremos robar la tierra sino un trato para comprarla", indicaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario