La ciudad

Unas 456 personas buscan adoptar a una nena de 13 años

Entre los postulantes hay 107 solteros, 10 matrimonios igualitarios (6 de hombres y 4 de mujeres) y 4 parejas extranjeras.

Domingo 29 de Octubre de 2017

La primera convocatoria pública para adoptar una niña de 13 años luego de que se agotara la búsqueda dentro del Registro Unico de Aspirantes a Guarda con fines Adoptivos (Ruaga) de la provincia y la Red Federal de Registros, cerró con un total de 456 inscriptos de todo el país.

Leer más: Lanzan cruzada para lograr que adopten a una nena de 13 años

   "Estamos gratamente sorprendidos porque realmente no teníamos la certeza de cómo iba a salir esta primera experiencia de convocatoria pública. Al ver que se generó tanto interés, no solamente en la provincia sino en todo el país, se demostró que hay muchas personas que tienen el interés de adoptar adolescentes o jóvenes de más de 10 años, y lo que faltaba era que el Estado pusiera en escena que existen muchos niños y niñas esperando encontrar una familia", destacó el subsecretario de Asuntos Registrales, Matías Figueroa Escauriza.

   El funcionario señaló que "el hecho de que se hayan inscripto 456 familias de 22 provincias distintas reafirma la decisión del gobernador de hacer las convocatorias públicas, porque realmente fue él quien estableció que lo hiciéramos así, para que ningún niño, niña o adolescente de nuestra provincia se quede sin la posibilidad de tener un hogar".

En detalle

Las tres provincias con más inscriptos fueron Santa Fe con 145, Buenos Aires con 99 y Córdoba con 69. El rango de edad de los inscriptos varía entre los 25 y los 75 años. Se anotaron 107 personas solteras (94 mujeres y 13 hombres), además de 10 matrimonios igualitarios (6 de hombres y 4 de mujeres). También se inscribieron 4 matrimonios extranjeros (uno italiano, uno boliviano y dos paraguayos), además de una mujer australiana, que es soltera.

   "Ahora se han comenzado a evaluar a las primeras 10 familias que se inscribieron en Santa Fe y las primeras 10 anotadas en el resto del país, cada una en sus respectivas provincias, para que la jueza pueda tener una buena cantidad de posibilidades si considera que es mejor que no viva cerca de su familia biológica. Lo importante es que, más allá de esta búsqueda, las familias que se dieron cuenta de que pueden ampliar su disponibilidad a niños y niñas más grandes, se anoten formalmente en los Ruagas de cada provincia. Porque este caso no es una excepción, hay muchos niños y adolescentes que están en la misma situación, esperando una familia, en todo el país", sostuvo Figueroa Escauriza.

   El funcionario señaló que "en un plazo cercano a los diez días hábiles, se van a estar remitiendo los primeros legajos al juzgado".

   Figueroa Escauriza resaltó que "esto no se agota en las convocatorias públicas, porque en la provincia de Santa Fe hay más de 20 niños y niñas mayores de 12 años que esperan tener una familia".    Y destacó que "la única manera de adoptar en el país es anotarse en los Ruagas".

El Ruaga recibe todas las solicitudes de las personas con domicilio en la provincia de Santa Fe que desean adoptar una niña, niño o adolescente, los evalúa y conforma una lista única provincial ordenada cronológicamente. Todos los aspirantes, al momento de solicitar su inscripción, definen su disponibilidad adoptiva, determinada por variables objetivas como sexo, edad, estado de salud y si aceptan grupo de hermanos.

Cada vez que el Ruaga toma conocimiento de que un niño fue declarado en situación de adoptabilidad, busca postulantes en la lista única de acuerdo a la disponibilidad adoptiva declarada.

Y cuando se agota la búsqueda por no encontrar aspirantes que se ajusten a la disponibilidad adoptiva de los niños o adolescentes en situación de adoptabilidad y tampoco hay respuesta favorable del pedido de colaboración a la Red Federal de Registros, se realiza la convocatoria pública "a los fines de maximizar la búsqueda de una familia para que toda niña, niño o adolescente de la provincia de Santa Fe pueda tener un hogar y crecer en un ambiente de compresión donde se le brinde amor, cuidado integral de su salud, educación y seguridad", destacó Figueroa Escauriza.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario