La ciudad

Unas 400 familias inundadas contra el municipio en la Justicia

Es por el fenómeno de diciembre de 2012. Dicen que no hubo respuestas ante los daños. Tras batallar casi dos años, también demandarán a las autoridades de la provincia y la Nación.

Miércoles 15 de Octubre de 2014

La demanda por daños y perjuicios pretende identificar responsabilidades en los funcionarios y se basa en las alertas que previamente habían recibido las autoridades. Apenas unos segundos de conversación y se percibe que la indignación y la bronca sigue a flor de piel entre los vecinos que el 19 de diciembre de 2012 sufrieron una inundación inédita en los barrios Antártida Argentina y Fisherton R, en la zona de Eva Perón y Circunvalación. Ahora, 400 familias damnificadas preparan, agotada la instancia administrativa, una acción judicial contra la Municipalidad de Rosario, Vialidad Nacional y una contratista que podría ascender a los 140 millones de pesos. Las medidas de aseguramiento de pruebas están en marcha y en 30 días llegará la denuncia al fuero de Responsabilidad Extracontractual.

Tras batallar casi dos años, y después de asambleas barriales y reuniones con las autoridades municipales, los vecinos afectados por la gran olla que se formó en ese sector del distrito oeste, decidieron poner punto final a las gestiones.

"Es una demanda por daños y perjuicios contra la Municipalidad de Rosario y el gobierno santafesino, contra la Nación y la contratista de Circunvalación, donde vamos a poner bajo la lupa las acciones, omisiones y actitudes de todos los funcionarios públicos incluida la intendenta Mónica Fein", precisó a LaCapital el abogado patrocinante de más de 400 vecinos afectados, Jorge Cataudella.

La inundación del 19 de diciembre afectó sectores impensados de Fisherton R y Antártida Argentina, como consecuencia del agua acumulada en la zona de Eva Perón y Circunvalación hacia el noroeste. Tras el shock que produjo en muchos, un grupo acudió al Concejo Municipal y al Ejecutivo para buscar un resarcimiento, que nunca llegó.

"El concejal Héctor Cavallero afirmó tener una nota ingresada a la secretaria privada de la intendenta dos días antes de la inundación informándole que todos los desagües estaban tapados con basura y advirtiéndole que podía haber un anegamiento. Además, hay reclamos de vecinos en la misma línea 30 días antes del hecho", agregó el letrado para comentar que, entre las medidas probatorias, existe una filmación de una retroexcavadora sacando basura, tras lo cual escurrió el agua.

Si bien no está cuantificado el monto de reparación exigible ante un juzgado de Responsabilidad Extracontractual se habló de entre 140 y 150 millones de pesos.

La demanda contra la provincia se funda, según Cataudella, en la responsabilidad de no haber ejecutado el Aliviador III, "que tenía presupuesto asignado y no se llevó adelante". En cuanto al gobierno nacional, las culpas recaerían en Vialidad Nacional por la incidencia que tiene la ruta A008 (Circunvalación). Además, los vecinos apuntaron contra la contratista que está transformando esa arteria en autopista urbana. En estos dos últimos casos la causa se podría desboblar en el fuero federal por una cuestión de competencia. Los abogados están en pleno proceso de aseguramiento de pruebas para presentar la demanda dentro de un mes. Y, dentro de ellas, está trabajando un perito especializado de Buenos Aires, "para evitar subjetividades y presiones que pudieran no favorecer la causa", apuntó Stella Grassi, patrocinante y daminificada.

"Aquello fue una lluvia torrencial. Ocurrió de un momento para el otro en que el agua empezó a subir y se estancó dos días. Después, cuando la Municipalidad limpió y sacó el tapón (de basura), en un par de horas no había más agua. Esto quiere decir que, más allá de que fue un fenómeno de lluvia importante, no hubría ocurrido lo que pasó si no hubiera la desidia del Estado", destacó Grassi.

Sigue el miedo. La Capital volvió a contactar a los vecinos que vivieron aquellos días de diciembre cuando todos sus recuerdos y bienes materiales quedaron bajo agua o humedecidos.

Alicia Zabala tuvo 50 centímetros dentro de su casa de pasaje Muiño entre Maradona y Juárez Celman, Fisherton R. "Todavía quedan todas las paredes rotas y los muebles con humedad; la heladera no anda bien. No pueden seguir negando lo que pasó. No fue la lluvia, fue el tapón de basura. La Municipalidad se dedicó a negar todo", dijo la mujer que confesó: "Cada vez que llueve estoy preparada para salir corriendo, y ahora estamos peor que antes".

Respecto de la acción judicial que colectivamente iniciarán los damnificados, Zabala se mostró muy confiada en un resultado positivo. "Saldrá favorable porque tenemos razón. No pedimos nada que no corresponda", aseguró.

A Alejandro Lorenzo le ingresaron 80 centímetros de agua en su vivienda de Navarro al 7800. "A los 6 meses tuve que cambiar la heladera, arreglar el lavarropas, perdí el televisor; tengo que picar un metro la casa para arriba y la sensación entre nosotros es de mucha bronca e indignación porque sentimos que nos tomaron el pelo", destacó al recordar que había expectativa de una condonación del impuesto municipal, "pero lo único que recibimos fue un perdón al aumento, es decir 15 pesos a gente que perdió miles de pesos. Los vecinos quieren seguirla hasta el final, a lo mejor la cobran los nietos, pero somos muchos", destacó el vecino, quien confesó la angustia de no dormir por las noches cuando hay pronóstico de tormentas fuertes.

En el caso de Natalia Danelutti, 90 centímetros de agua entraron a su casa en barrio Antártida Argentina. "Perdí electrodomésticos y hasta hoy se me descascaran las paredes, las pinto y sigue la humedad. Pero lo más doloroso de la pérdida fueron los recuerdos", dijo para agregar: "Llegamos a esto porque no se hicieron cargo de nada. Y que no se equivoquen, somos un barrio de laburantes, lo que pasa es que las autoridades parece que no lo recorren, ni se tomaron el trabajo de hacer nada".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario