La ciudad

Una vez más un tiroteo causa temor en la escuela donde el martes balearon el auto de la directora

Dos hechos sucedieron hoy a metros de la Escuela Nº 1.381, donde el martes el auto de la directora de la institución recibió balazos al quedar en medio de un tiroteo entre bandas.

Viernes 28 de Junio de 2013

Este viernes se registraron dos nuevos casos de violencia a metros de la Escuela Nº 1.381. El primero sucedió antes del mediodía, cuando se generó una pelea a menos de una cuadra de la institucion entre jóvenes armados. El segundo hecho fue alrededor de las 15 y en este caso hubo disparos que impactaron en una casa del barrio. Se trata del mismo establecimiento donde el martes pasado la luneta trasera del auto de su directora fue alcanzado por balas de armas de fuego, al quedar el vehículo en medio de un tiroteo entre bandas.

La información preliminar apunta que el primer hecho se registró cerca de las 11 "a unos 50 o 100 metros" de la escuela de Doctor Riva y Roullión, en la zona sudoeste de la ciudad. Marisa Costelo, la directora del turno tarde contó a La Capital que a esa hora se produjo "en la zona cercana un tumuto entre jóvenes y los mismos padres que estaban afuera llamaron al comando radioeléctrico". Destacó además que "ya está interviniendo Seguridad haciéndose cargo de la situación" y que desde el suceso del miércoles por la tarde pasa uin móvil policial cada 15 minutos por la puerta de la escuela "a modo disuasivo". Más tarde se supo que los muchachos que participaron de esta refriega estaban armados.

Pero cerca de las 15, un nuevos incidente desperto la inquietud de vecinos y de la escuela, cuado a sólo dos cuadras del establecimiento educativo se escucharon disparos, también originados por una pelea. En este segundo caso, una de las balas impactó contra una vivienda del barrio.

Temor. Los incidentes de hoy se suman así al vivido por la comunidad de la escuela el martes pasado por la tarde, cuando dos muchachos en moto dispararon desde tras discutir con otras personas en la vereda, y uno de los proyectiles destrozó la luneta del auto de la directora, estacionado a menos de cinco metros de una mamá que esperaba en la puerta y que se arrojó al piso sobre su nene de 3 años para protegerlo de las balas.

Desde la escuela subrayaron a La Capital que si bien el tema cobra notoriedad desde los hechos registrados el martes por la tarde, el crecimiento de la criminalidad es una situación que se vive en el barrio desde hace tiempo. "Es una cosa recurrente, preocupante e incesante, y estamos trabajando en la conteción de los chicos, padres y docentes para ver como llevamos esto", apuntaron directivos de la institución.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario