La ciudad

Una pareja quedó detenida por la muerte de un nene de sólo tres años

Ian Almada llegó fallecido al Hospital Roque Sáenz Peña. Su madre y su padrastro fueron imputados de homicidio calificado. Tenía golpes recientes en la cara y en la espalda y otras lesiones anteriores.

Jueves 23 de Abril de 2015

Ian Almada tenía tres años y falleció ayer a la madrugada. Ni los médicos de una ambulancia del servicio de emergencias privado Ecco ni en la guardia del Hospital Roque Sáenz Peña pudieron evitarlo. Su cuerpo presentaba golpes recientes en la cara y en la espalda, y otras lesiones anteriores, según informó a primera hora de ayer el médico de la policía. La mamá, Ayelén María S., de 21 años, y su pareja, Marcos Leandro C., de 22, quedaron detenidos y acusados de homicidio calificado. Con el resultado de la autopsia, se llevará adelante la audiencia imputativa de ambos. "Lo mataron a rebencazos", repetía con desconsuelo Marcelo, el tío del nene.

El chiquito, su mamá y la pareja de ésta vivían desde hacía unos meses en una casa precaria ubicada en un pasillo de Ayacucho al 6700, a pocos metros de Circunvalación. Por esa zona circulaba la pareja con el nene cuando, pasadas las tres, paró a una ambulancia de Ecco y pidió ayuda.

Los médicos intentaron asistir al niño y lo trasladaron al Hospital Roque Sáenz Peña; sin embargo, llegó ya sin vida. Ante las lesiones que presentaba, los médicos dieron aviso a la policía e incluso relataron que la pareja se acusaba mutuamente. "Lo mataste vos", se decían uno a otro.

Golpes. Si bien ayer aún se esperaban los resultados de la autopsia para determinar la causa de la muerte, podría tratarse de "un shock letal por la cantidad de golpes y dolor", indicaron. El médico de la policía constató que Ian tenía fuertes golpes actuales, sobre todo en la cara y en la espalda.

Según detalló el fiscal Adrián Spelta, las lesiones eran "de varios tipos". También indicó que "la gran mayoría se produjo con una vara o con un algún tipo de elemento elástico".

La muerte del chiquito conmocionó al barrio y a la familia. Vivía con su mamá y la pareja de la joven. El padre del niño falleció hace dos años.

"A mi sobrino lo mataron a rebencazos, tres añitos tenía apenas, tres añitos", repetía Marcelo, tío del nene, parado en la entrada del pasillo de Ayacucho, en el barrio Molino Blanco. La abuela sólo señaló que "no sabía nada de lo que pasaba", y agregó respecto de la muerte de su nieto: "Me avisaron esta mañana (por ayer)".

Aunque los familiares no refirieron situaciones de maltrato e incluso el fiscal Spelta afirmó que no había denuncias, el médico de policía determinó que el cuerpo del nene tenía lesiones anteriores. "La única constancia previa de hechos de violencia, y es categórica, es la cantidad de golpes que tiene de vieja data", dijo el fiscal.

Detenidos. Tras la muerte de Ian, tanto la madre como su pareja quedaron detenidos. "Los dos serían los autores de los golpes. Estamos a pocas horas del hecho, pero hay que tener en cuenta que se trata de una madre y ella tiene una garantía especial acerca de sus hijos. Aun cuando no hubiese sido ella la que los golpeaba, también lleva la imputación por haberlo dejado golpear", explicó Spelta ayer sobre el mediodía.

También en torno a la madre, el fiscal abundó que "como imputada no se le puede tomar ningún tipo de declaración", y explicó que "si ella quiere manifestar algo sobre lo sucedido tendrá la oportunidad en la audiencia imputativa", que tendrá lugar hoy.

A priori, Spelta indicó que ni la mujer ni su pareja tendrían antecedentes. Y, si bien la Policía de Investigaciones (PDI) estuvo ayer en el barrio, el fiscal dijo que los ni los familiares ni los vecinos quisieron hablar, por lo que habrá que llamar a declarar a la familia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario