La ciudad

Una ONG denunció condiciones de hacinamiento en una obra

Manos a la Obra indicó que en el obrador de Maipú y Pasco vivían 5 trabajadores. El lugar no tenía permiso y fue clausurado por la Guardia Urbana Municipal.

Jueves 25 de Junio de 2015

Plantados en la esquina de Maipú y Pasco a primera hora de la mañana, los integrantes de la organización Manos a la Obra denunciaron ayer no sólo irregularidades de forma en una obra en construcción que comenzaba a levantarse en esa esquina, sino además la presencia de obreros en forma permanente en lugar. “Los tienen viviendo ahí, hacinados en una piecita en condiciones inhumanas”, afirmó el titular de la ONG, Narciso Canteros, que dejó asentada formalmente la situación del personal tanto en el Ministerio de Trabajo de la provincia como en la Guardia Urbana Municipal (GUM). Justamente fue la repartición del municipio la que pocas horas más tarde clausuró la obra por no tener siquiera el permiso para iniciar los trabajos. Canteros aseguró que “hay un centenar de trabajadores en esa situación”.
  La denuncia llegó a la organización de boca de los vecinos de la zona, que registraban la presencia constante de los obreros en el lugar. “Corroboramos que había cinco obreros viviendo en el lugar, en un sucucho de cuatro maderas que debería ser sólo para herramientas y no para seres humanos”, planteó Canteros.
  Hacinamiento, ningún baño, tampoco agua caliente fue la descripción de las condiciones en que estaban viviendo los trabajadores que, según los integrantes de la organización, serían obreros llegados desde Paraguay o provincias del norte como Santiago del Estero.
  “Algunos se aprovechan que las inspecciones están pausadas y tienen obreros en condiciones de esclavitud. Los traen de otras provincias y otros países, como Paraguay, Bolivia y Perú, en estas condiciones; ni siquiera son capaces de pagarles una pensión o una casa dónde vivir”, insistió Canteros. Es más, el impulsor de Manos a la Obra señaló que “la situación de esta gente no es desconocida”, y afirmó que “sólo en el centro y macrocentro de Rosario hay por lo menos un centenar de trabajadores en estas condiciones”.

Trabajo. Confirmada la presencia de los obreros, la organización formalizó la denuncia en el área de Higiene y Seguridad del Ministerio de Trabajo y en la GUM.
  “Se están violando las normativas respecto de las condiciones de trabajo y también las ordenanzas municipales, ya que la obra no tiene un solo cartel y eso está todo documentado con fotografías”, planteó el titular de Manos a la Obra.
  El subsecretario de Higiene y Seguridad de Trabajo, Omar Bouvier, ratificó la recepción de la denuncia, pero señaló que “cuando los inspectores llegaron al lugar no pudieron ingresar porque la obra ya tenía la faja de clausura”.
  Fueron los agentes de la GUM los que dispusieron el cierre del lugar tras corroborar que no tenían habilitación. Así lo confirmó Cristian Tabares, titular de la GUM, y explicó: “Se presentó un grupo de arquitectos diciendo que tenían permiso, pero la Dirección de Obras Particulares confirmó que sólo había ingresado un expediente y no había habilitación otorgada”. Pese a eso, ya estaban haciendo excavaciones.
  Ahora, para levantar la clausura, los responsables del proyecto deberán pagar la multa correspondiente y será la Dirección de Obras Particulares del municipio la que definirá si finalmente otorga o no el permiso para continuar trabajando.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS