La ciudad

Una nena de un año murió bajo las ruedas del tren del parque Alem

La locomotora del tradicional trencito del Parque Alem arrolló ayer a la tarde a una niña de un año y tres meses que jugaba cerca de las vías, y la pequeña falleció en el acto. El juego funciona hace 50 años en el predio y según aseguraron sus dueños, “nunca tuvo un accidente”. Conduciendo la máquina iba un chico de 17 años.

Lunes 14 de Enero de 2008

La locomotora del tradicional trencito del Parque Alem arrolló ayer a la tarde a una niña de un año y tres meses que jugaba cerca de las vías, y la pequeña falleció en el acto. El juego funciona hace 50 años en el predio y según aseguraron sus dueños, “nunca tuvo un accidente”. Conduciendo la máquina iba un chico de 17 años.
  La soleada tarde de ayer, a las 17.30, se tornó trágica cuando el tradicional trencito que circula por el Parque Alem arrolló a Luna Agustina Medina, de un año y tres meses, que jugaba cerca de las vías. La conmoción fue tan grande que a dos horas del accidente todavía se agolpaba gente en el lugar tratando de encontrar una explicación a semejante desgracia. Las versiones eran múltiples.
  El tío de Agustina, Jonatan Ezequiel Galeano, relató que su hermano con su esposa y las dos hijas (Florencia y Agustina) viven en San Nicolás y que habían venido ayer a Rosario a pasar el día. “Estuvimos comiendo en mi casa y después ellos se quisieron venir al parque”, recordó con la voz cortada el chico de 19 años.
  Todavía shoqueado recordó que al poco tiempo su cuñada lo llamó inmediatamente y sin más explicaciones le dijo que se fuera para el parque porque algo le había pasado a Agustina. Cuando llegó vio el cuerpito tapado. “Sólo pude ver los bracitos y las piernitas muy pálidas”, dijo el chico que se tapó la cara con la remera y no quiso hablar más.
  En tanto, una de las empleadas de los juegos todavía conmovida comentó que de pronto vio que la gente empezó a correr hacia el tren. “Fue todo en un segundo. Mi compañero (por el conductor del tren) salió corriendo y tratábamos de calmarlo”, dijo.
  Los juegos que funcionan en el parque Alem están concesionados por el municipio. El titular del complejo, Raúl Dalmasso, fue al lugar apenas ocurrió el accidente. Visiblemente angustiado aseguró que “en 50 años jamás había pasado un accidente”. Explicó que el tren siempre va conducido por dos choferes y no circula a más de 5 kilómetros por hora.
  Lo mismo dijo el encargado de mantenimiento del juego, que prefirió mantener su nombre en reserva. El hombre explicó que en el momento del accidente, “uno de los choferes se fue hasta el último vagón para descolgar a los chicos que tienden a subirse a la máquina en movimiento. Entonces quedó otro pibe (de 17 años) en el frente y evidentemente se puso nervioso porque las palancas funcionan bien”, aseguró.
  De hecho, a sólo dos horas del accidente la policía estuvo en el lugar haciendo funcionar la máquina y preguntando por cada uno de los controles a los qué se la sometía. El encargado de mantenimiento repitió y una vez que “el tren funcionaba bien, pero el chico se puso muy nervioso”.

Ambulancia. Una de las encargadas del parque advirtió que en el momento del accidente rápidamente llamaron a la ambulancia y a la policía, pero que “tardaron más de 10 minutos en llegar”. De hecho varios de los presentes comentaron que habían visto el cuerpito de la pequeña partido en dos.
  En el Servicio Integrado de Emergencias Sanitarias (Sies) aseguraron que murió en el acto.
  Según se indicó “la nena padeció un traumatismo de cráneo con pérdida de masa encefálica”. Las fuentes agregaron que cuando llegaron las tres ambulancias que fueron destinadas al lugar “la nena estaba muerta”.
  En tanto, la policía condujo a los padres a la comisaría junto con el chofer del tren para tomarles declaración. El caso está ahora en manos del Juzgado de Menores Nº 3.

Investigan si había controles suficientes

Las autoridades de la Secretaría de Gobierno de la Municipalidad confirmaron anoche a que el tren es “un juego que explota un privado con un permiso del municipio”. Sin embargo, no pudieron confirmar todavía en qué condiciones se encontraba esa autorización.
  El subsecretario de Gobierno, Jorge Elder, destacó que “se está brindando asistencia a los padres en este momento” y además indicó que se trabajaba en determinar “cuáles son las condiciones del permiso municipal”.
  En tanto, el director de Inspección del municipio, Luis Baita, mantenía anoche una reunión para “conocer las circunstancias” del accidente y obtener “la información técnica sobre el funcionamiento del juego”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario