La ciudad

Una nena está grave e investigan si los padres le daban pastillas para dormir

Tiene dos años y medio y está internada en terapia intensiva, en coma inducido y con respirador artificial por presunto maltrato doméstico, en el Hospital Víctor J. Vilela.

Viernes 03 de Julio de 2015

Una nena de dos años y medio lleva diez días internada en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela víctima de una presunta situación de maltrato doméstico. Según denunció la tía de la menor hace unos días en la Justicia y ayer en los medios de comunicación, los padres de la chiquita le habrían suministrado fármacos para dormir. La fiscalía está esperando una serie de análisis toxicológicos para determinar si el cuadro de la nena está relacionado con la ingesta de estupefacientes.
  La niña llegó al hospital municipal de zona sur el pasado miércoles 24, en grave estado, acompañada de su abuela. Según el diagnóstico médico, la menor ingresó con un cuadro de “shock hipovolémico”, es decir una descomposición hemodinámica que obligó a su internación en la terapia intensiva del centro de salud, en coma inducido y con asistencia mecánica respiratoria.
  “La nena entró en un estado crítico, con una descompensación que se asumió como producida por una infección, por eso se inició un tratamiento con antibióticos al cual está respondiendo, lentamente pero responde”, explicó la directora del Vilela, Stella Binelli.
  Por las características del cuadro y después de entrevistar a familiares de la niña, el hospital resolvió dar intervención a la Dirección Provincial de Niñez “con la cual siempre se trabaja cuando suponemos de casos de vulneración de derechos”, sostuvo la médica.
  En las entrevistas con los profesionales quedó expuesta una compleja situación familiar. La tía de la nena volvió a repetir el relato ayer en los medios de comunicación. Dijo que la menor estaba viviendo con sus abuelos, a quienes la Justicia les había otorgado la guarda ya que sus papás eran consumidores de drogas.
  Y además, sostuvo que supone que el estado de salud de la pequeña se vio agravado por la ingesta de fármacos, ansiolíticos que los padres le suministrarían para hacerla dormir.

Sin presunción. La titular de la Dirección de Niñez, Fabiola Piemonte, consideró prematuro establecer una relación entre el cuadro que presentaba la niña y la ingesta de algún tipo de estupefacientes. Sin embargo, sostuvo que en respuesta a la complejidad del caso se pidió una medida para impedir el contacto de los padres con la menor.
  “Se solicitó una orden, excepcional y de urgencia, de prohibición de acercamiento para los papás y, además, una medida de protección de personas para que se aborde la situación de consumo de los padres”, indicó la funcionaria.
  Mientras tanto, explicó, se trabaja con el grupo familiar para “acompañar” y “contener” la situación, ya que la pareja tiene otros dos hijos que también están al cuidado de los abuelos.
  En el caso interviene la fiscal Mariana Prunotto, quien deberá investigar si el estado de salud de la menor está relacionado con negligencia en los cuidados u otra acción que se pueda reprochar a los padres.
  Fuentes del Ministerio Público indicaron a LaCapital que esperan recibir los informes médicos de la nena para acreditar su estado y los análisis toxicológicos que permitirían echar luz a las sospechas de los familiares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario