La ciudad

Una nena de cinco años sufrió serias heridas ayer tras ser atropellada por una moto que corría picadas

La nena, que caminaba junto a su madre embarazada de siete meses y a su abuela, recibió 20 puntos de sutura en la ceja y tiene una herida cortante en la boca. Fue ayer en el sector que está debajo del Puente Rosario-Victoria

Lunes 11 de Agosto de 2014

Una nena de cinco años salvó su vida de milagro, luego de ser atropellada por una moto que estaba participando de una picada clandestina en la zona debajo del puente Rosario-Victoria, donde había muchísimas familias disfrutando del Día del Niño y pasando un momento agradable. 
 
Sucedió a las 17.30, cuando Rocío -la nena de cinco años- caminaba junto a su mamá -Yamila, que está embarazada de siete meses- y su abuela, Sara Velázquez, por la colectora que está en la zona del puente Rosario-Victoria, entre Bulevard Rondeau y la costa.  
  
En ese momento y mientras circulaban por la vereda, una moto que venía a alta velocidad atropelló a Rocío y asu mamá y las tiró a un metro y medio del lugar, según denunció públicamente su abuela Sara Velázquez. 
 
Como consecuencia del incidente, que al parecer pudo ser más grave aún, la nena recibió 20 puntos de sutura en la ceja y tiene una herida cortante en la boca en el Hospital de Zona Norte, a donde fue trasladado de inmediato por un particular que estaba en el lugar. 
 
"Ayer a las 17.30 estábamos paseando por el Día del Niño, Rocío, su mamá -Yamila- y yo estábamos caminando, cruzamos el pavimento y llegamos a la vereda. En ese moemtno aparece una moto a alta velocidad y las llevó por delante a mi nieta y mi hija, y la tiró a un metro y medio del pavimento", relató, de manera dramática, Sara Velázquez, la abuela de Rocío, a LT 3, aún indignada por lo que les había tocado pasar. 
 
"Enseguida nos llevaron en un auto particular al Hospital de Zona Norte. La nena sangraba mucho y le pusieron 20 puntos en la cara, tiene el maxilofacial roto en dos partes, la orbita ocular comprometida y también un golpe en los intestinos", prosiguió con el relato, aún indignada por lo sucedido.   
 
"Había muchísimas familias con muchos niños jugando. Son cosas que no entiendo: no había ni un policía, ni personal de tránsito ni gendarmería, nada de nada", sentenció Sara, quien además contó que había alrededor de unas 60 motos y autos corriendo picadas en las calles que están debajo del puente Rosario-Victoria y las colectoras, en una postal que se suele ver los fines de semana, especialmente los domingos a la tarde.  
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS