La ciudad

Una mujer detenida por explotar a su hija y dos sobrinas

Fue acusada de explotar sexualmente a su propia hija y a dos sobrinas, todas menores de edad, en el barrio Toba. Por el mismo caso, fue detenido un mayor de edad en barrio Alberdi.

Viernes 02 de Octubre de 2015

Tras un operativo conjunto entre Gendarmería Nacional, la Fiscalía de Delitos Sexuales y el Area de Inteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI), fue arrestada ayer por la mañana una mujer acusada de explotar sexualmente a su propia hija y a dos sobrinas, todas menores de edad, en el barrio Toba de la ciudad. Por el mismo caso, fue detenido un hombre mayor de edad en barrio Alberdi.
  Según los primeros esbozos de la investigación, el arresto se realizó tras un allanamiento en una vivienda de Juan José Paso y las vías, en la zona norte de la ciudad. Allí, había nenas menores de edad (de 16, 14 y 11 años) que eran ofrecidas sexualmente por un mayor de edad.
  “En mayo fuimos anoticiados por vecinos de la zona, y desde allí se comenzaron a realizar tareas de investigación que incluyeron una gran cantidad de escuchas telefónicas. El Area de Inteligencia presentó una denuncia ante la Fiscalía de Delitos contra la Integridad Sexual y también se abrió un trámite judicial en la Fiscalía Federal, a cargo de Santiago Marquevich”, comentó Daniel Corbellini, jefe del Area de Inteligencia de la Policía de Investigaciones (PDI).
  El comisario explicó que tras el trabajo conjunto entre Gendarmería, la PDI y las dos fiscalías “se determinó la responsabilidad de esta persona mayor de edad”, en referencia a la mujer detenida.
  La autoridad policial confirmó que la mujer arrestada era “madre de una de las chicas y tía de las otras dos menores”. En relación al hombre apresado, contó que “es un masculino de edad avanzada (alrededor de 80 años) que fue arrestado tras allanar su vivienda ubicada en Blas Parera y Rondeau”, en barrio Alberdi. Según el relato de los vecinos, ese hombre abusaba de al menos una de las niñas. En ese lugar fue secuestrada una computadora que podría contener evidencias.
  “Las escuchas son muy claras para entender la relación que existía entre los adultos y las tres menores”, destacó Corbellini.
  Más allá de algunas discusiones por cuestiones de competencia, la Justicia Federal pasó el caso a la Provincial, ya que entendió que no representa un caso de trata de personas. Entonces, los adultos fueron arrestados por “delito contra la integridad sexual”, que pena al que promueve o facilita la prostitución de una persona, aunque mediare el consentimiento de la víctima. Prevé una pena con prisión de cuatro a seis años de prisión.
  Las víctimas tienen 16, 14 y 11 años, y ya se encuentran a disposición de la Dirección Provincial de la Niñez. Desde la policía entienden que pueden haber más repercusiones y detenciones en relación a este mismo caso.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS