La ciudad

Una jueza local le quitó la responsabilidad parental a un femicida

Fue condenado a perpetua por asesinar a su esposa en Entre Ríos. La Justicia otorgó los derechos sobre el hijo de ambos a un tío materno

Sábado 03 de Marzo de 2018

Alejandra Inchauspe fue asesinada a golpes y puñaladas por su esposo, un médico psiquiatra de la ciudad entrerriana de Chajarí, el 27 de febrero de 2012. Con una sentencia firme que lo condena a cadena perpetua, ahora la jueza rosarina Andrea Brunetti resolvió quitarle la responsabilidad parental del hijo de ambos (pierde todos los derechos sobre el niño, aunque no así la obligación alimentaria), que en ese momento tenía 8 meses y que desde entonces vive con su tío materno. La magistrada resolvió así el recurso presentado por el hermano de la víctima, en una de las primeras sentencias que se conocen en este sentido.

La jueza destacó que para resguardar al niño resulta "indispensable que el padre que asesinó a su madre quede privado de cualquier decisión y contacto respecto del mismo".

De acuerdo a los datos del Observatorio de Femicidios de La Casa del Encuentro conocidos en julio pasado, desde el 2008 en la Argentina los femicidios dejaron sin madre a 3.158 niños y adolescentes. Según esas mismas estadísticas, en el 63 por ciento de los casos de homicidios por razones de género están involucrados menores de 18 años.

En ese marco, las organizaciones de mujeres exigen desde hace tiempo que los femicidas no tengan posibilidad de decidir sobre estos niños, niñas y adolescentes, y mucho menos que queden a su cargo. Además, a nivel nacional, se impulsa en el Congreso la llamada "ley Brisa", que ya rige en la Ciudad de Buenos Aires y contempla una reparación económica mensual para niñas, niños y adolescentes que perdieron a sus madres en el marco de femicidios. En Santa Fe, en tanto, aún esperan ser tratados en la Legislatura dos proyectos de ley (ver aparte).

El caso

Inchauspe tenía 34 años, era enfermera, tenía dos hijos de una pareja anterior y un bebé de 8 meses, cuando en febrero de 2012 fue asesinada por su esposo, Hugo Leimann Patt, un médico psiquiatra de 63 años que la mató a sólo metros del bebé de ambos. Luego, intentó suicidarse.

El hecho nunca fue caratulado de femicidio por la Justicia entrerriana y el médico fue condenado a cadena perpetua por homicidio calificado por el vínculo, mientras que el niño quedó bajo la guarda de su tío materno, en la ciudad de Rosario.

Con esa sentencia firme y ante "la brutalidad" del homicidio, la jueza de los Tribunales de Rosario le quitó la responsabilidad parental a Leimann Patt basada en la implementación de una reforma al artículo 700 bis del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación, que habilita a hacerlo como consecuencia inmediata de una condena penal contra el autor de determinados delitos, como el femicidio y otros agravados por el vínculo.

La nueva legislación establece "la privación de modo automático de la responsabilidad parental" para quien es condenado como autor de femicidio, por haber infligido lesiones contra su pareja, hijo o hija y contra aquél que cometió un delito de índole sexual contra estos últimos. En este caso, como el hecho ocurrió cuando aún no estaba vigente la reforma al Código, fue el hermano de la víctima y tío del niño el que interpuso una un recurso ante la Justicia.

Fallo

A ese pedido del tío, que desde el momento del asesinato de su hermana está a cargo del niño, hizo lugar la jueza Brunetti en un fallo donde hizo referencia a convenciones internacionales a las que adhiere Argentina, con el objetivo de sancionar y erradicar la violencia contra la mujer, cuya perspectiva de género pretende tutelar los derechos de niños, niñas y adolescentes. Y donde se considera que estos han padecido violencia directa o indirecta, siendo "víctimas colaterales" del femicidio.

"El Código Civil y Comercial vigente desde agosto de 2015 habla de «responsabilidad parental» planteando grandes diferencias con el concepto de patria potestad vigente en la vieja ley; ese código es el que se reforma a finales del año pasado, con la incorporación de un artículo que tiene correlato con la reforma del Código Penal de 2012 que incorpora el delito de femicidio, y donde se establece la privación o suspensión de la responsabilidad parental en los casos de femicidios y de homicidios calificados por el vínculo, como es en este caso", detalló Brunetti.

Reconocimiento

La magistrada no sólo reconoce este punto como "uno de los reclamos centrales de las organizaciones de mujeres", sino que además opinó que "debería haber estado incorporado desde el principio en la reforma porque, tiene que ver con la incorporación de la perspectiva de género" y hasta consideró en ese sentido que "el nuevo código se ha olvidado bastante de la violencia contra la mujer".

Si bien la causa no fue caratulada como femicidio, la jueza explicó que "la modificación rige también para los homicidios calificados por el vínculo", pero además indicó que había elementos en la causa "de un contexto de violencia familiar".

Sobre la novedad del fallo, la magistrada actuante dijo no tener registros de antecedentes en la Justicia local, y apuntó que "con la privación de la responsabilidad parental, el padre pierde todos los derechos sobre el niño, aunque no así la obligación alimentaria de que seguirá siendo responsable".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario