La ciudad

Una jornada institucional docente encendió polémica en el gremio Amsafé Rosario

Las jornadas institucionales se vienen desarrollando en distintas fechas a lo largo de toda la provincia y de modo presencial para todos los docentes involucrados, reuniendo a todas las escuelas.  

Sábado 25 de Abril de 2015

Si bien el calendario estaba publicado desde abril en la página del Ministerio de Educación, la segunda jornada institucional “Revisión de las prácticas pedagógicas” dejó sin clase ayer a los niveles inicial, primario, especial y educación física de las escuelas rosarinas. A muchos padres la notificación les llegó el día anterior y tuvieron que hacer malabares para entretener los chicos en casa. Desde Amsafé Rosario cuestionaron “la improvisación y precariedad” en la organización de estas actividades académicas.

   Las jornadas institucionales se vienen desarrollando en distintas fechas a lo largo de toda la provincia y de modo presencial para todos los docentes involucrados, reuniendo a todas las escuelas.

   El martes pasado fue el turno de San Jorge y ayer de la Región VI de Educación (que integra a Rosario), e incluyó a todas las escuelas de nivel inicial, primario, especial y educación física. Fue una actividad en cada escuela pública y privada, con la participación de todo el equipo docente.

   “Revisión de prácticas pedagógicas” está prevista en el calendario escolar 2015. Según indicaron fuentes del Ministerio de Educación santafesino, fueron divulgadas desde noviembre pasado y tienen el objetivo de reflexionar sobre la práctica escolar en vistas a diseñar y aplicar mejoras en las materias de estos niveles y modalidades del sistema educativo.

   Desde la cartera educativa se indicó que la organización de la jornada tiende a la recuperación de lo trabajado en todas las instituciones educativas que ya participaron de las primeras jornadas, en febrero pasado, “para pensar los modos en que las escuelas acompañan los procesos de construcción subjetiva de niños y niñas”.

   En las demás regionales de Educación, las jornadas se llevan a cabo en fechas diferentes, hasta el 30 de abril de abril. La noticia de la inasistencia a las aulas produjo sorpresa en los padres, que en muchos casos se desayunaron en el mediodía del jueves.

   En muchos hogares no hubo margen de organizar alguna actividad, más que convocar a un familiar o rediseñar los horarios domésticos para tener los chicos en casa.

Desiertas. La llegada de las jornadas coronó una semana movida en materia de falta de clase.

En muchas escuelas el lunes por la mañana no hubo dictado, porque las instituciones habían sido afectadas como lugares de votación de las elecciones primarias, abiertas, simultáneas y obligatorias (Paso).
  El miércoles hubo plenarias en algunas escuelas, lo que redujo el tiempo de los alumnos en clase. “¿Y ahora, a quien le descuentan el día?”, bromeó con ironía una madre.

   La crítica desde Amsafé Rosario no se hizo esperar. Su titular, Gustavo Terés, fue tajante: “Estas jornadas fueron informadas a último momento. Muestran el nivel de improvisación y precariedad con el que se organizan, cuando en realidad deberían ser ámbitos con la preparación suficiente para reflexionar y con la planificación necesaria para que los compañeros tenga el material y se pueda procesar laconvocatoria”.

   A tono con las críticas que surgieron tras los errores en el recuento provisorio de las elecciones pasadas, el dirigente docente le sumó más cuestionamientos al gobierno. “Siguen con una tendencia de no hacerse cargo. El problema siempre es de los otros. Sería bueno que se pregunten si no tienen alguna responsabilidad”.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario