La ciudad

Una graduación de secundarios rosarinos terminó con una feroz pelea

Los jóvenes y la noche. Dos grupos enfrentados a golpes a la salida de una fiesta. Fue el sábado a la madrugada, cuando los alumnos del colegio Hermanos Maristas se despidieron del quinto año.

Martes 11 de Diciembre de 2012

Debía ser una fiesta, pero terminó mal. Unos 20 jóvenes protagonizaron una pelea de proporciones al final de la graduación del quinto año del Colegio Hermanos Maristas. En el estacionamiento del local, dos grupos se enfrentaron a golpes de puños y fue necesaria la intervención de móviles del Comando Radioeléctrico y varios tiros al aire para dispersarlos. Personal de seguridad apuntó al alto consumo de alcohol durante la celebración como uno de los principales desencadenantes del incidente.

Todo comenzó en las primeras horas de la madrugada del sábado, cuando a la graduación de Maristas empezaron a llegar los primeros invitados al brindis.

Según el relato de algunos jóvenes que participaron del evento, en el salón de fiestas hubo un prematuro enfrentamiento entre dos grupos.

"Pude ver algunos empujones y un par de botellas rotas, pero quedó todo ahí. No llamó mucho la atención y el incidente se terminó en unos minutos", contó uno de los invitados.

En ese momento, de acuerdo a algunos testigos, en el salón había unas 1.500 personas que habían pagado los 120 pesos que costaba la entrada al brindis.

Y hasta que terminó el baile todo siguió normalmente. Sin embargo, la disputa se trasladó a la salida del salón. Sobre las cinco de la madrugada, personal policial que cumple adicionales en el lugar debió requerir el apoyo de dos móviles del Comando Radioeléctrico y de la comisaría 8ª, con jurisdicción en la zona, para intervenir en la gresca que se desató en el estacionamiento.

La versión oficial. Según quedó asentado en el libro de actas de la seccional policial, alrededor de las 5 los uniformados fueron advertidos acerca de una pelea entre dos bandas a la salida de una fiesta de graduación.

Al llegar al lugar, advirtieron a un grupo de unas 20 personas, todos varones entre los que había tanto jóvenes como algunos adultos. Uno de los chicos estaba tirado en el piso y otros arremetían contra él a las patadas.

Frente a la situación, el personal policial que se encontraba en el lugar ya había realizado un disparo al aire para intimidar a los participantes de la pelea. Pero fue necesaria la presencia de tres móviles policiales más y otros dos disparos de las escopetas reglamentarias para frenar la gresca.

Después, y siempre según el parte policial, tanto agresores como agredidos salieron corriendo. No hubo demorados, ni se pudieron constatar las lesiones de las víctimas.

Fuentes de la comisaría 8ª consultadas por La Capital confirmaron que la gresca tuvo lugar en el estacionamiento.

"Se desató entre dos grupos de personas que, aparentemente, habían participado de la graduación. Hubo tres detonaciones al aire para dispersarlos y, por esa intervención, no hubo que lamentar heridos", apuntaron y también destacaron que es la primera vez que tienen que intervenir en ese lugar para desarticular una gresca.

Si bien no hubo demorados ni denuncias posteriores en la comisaría, las actuaciones del caso fueron derivadas al juzgado Correccional en turno y a la fiscalía de causas NN, aquella que recibe las causas que no tienen actores individualizados.

Lo cierto es que entre el personal que trabaja en el salón de fiestas, el incidente no pasó desapercibido.

Empleados de seguridad, pidiendo que no se publiquen sus nombres, relataron que la pelea se desató cuando el salón ya estaba cerrado y ellos esperaban adentro para cobrar sus sueldos.

"El problema empezó cuando dos grupos, que ya habían tenido una discusión en el local, se encontraron al momento de buscar sus autos. Estaban todos borrachos y fue entonces cuando se trenzaron. Tuvo que intervenir la policía para poner orden. Eran unos 15 ó 20 chicos y se veía que la pica ya venía de la fiesta".

¿Qué disparó la pelea? "Puede haber sido por una chica, por la camiseta de fútbol o por pertenecer a otro colegio. Lo cierto es que todos habían tomado mucho alcohol", concluyeron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario