La ciudad

Una familia quedó en la ruina tras desplomarse un árbol encima de su casa

La vivienda quedó inhabitable tras el derrumbe de un enorme eucaliptus. Una pareja con dos hijos se salvaron de milagro. En tanto, Defensa Civil dijo que la situación "está controlada".

Martes 23 de Octubre de 2012

"Esto es un desastre. Perdimos todo, mi casa quedó como un desarmadero", manifestó Guillermo Arrúa, mientras sus vecinos lo ayudaban para rescatar las pocas pertenencias que se sabían salvado luego de que un inmenso eucaliptus se desplomara sobre vivienda.

Arrúa habló con La Capital desde uno de los sectores más golpeados por el temporal del ayer, el barrio de Nuevo Alberdi. El hombre trabaja como albañil y su familia está conformada por su esposa y dos hijos de cuatro y ocho años. Hace tres años que se estableció en esa barriada del noroeste de Rosario.

Por su parte, el titular de Defensa Civil, Raúl Rainnone, dialogó con La Capital y afirmó que la situación por el temporal "está controlada", más allá de las consecuencias que dejó el temporal en la región.

 

Anoche, alrededor de las 3, su vivienda quedó literalmente aplastada por un gigantesco árbol que se desplomó sobre su humilde casa ubicada en Suárez y Ciudadela. Sentimos el ruido y alcanzamos a salir justo a tiempo. Perdimos todo. Ni Defensa Civil ni nadie vino a ayudarnos. Los vecinos son los únicos que nos ayudan. Mis compañeros de trabajo dejaron de laburar para venir a darme una mano", expresó Arrúa.

Las personas que deseen colaborar con la familia Arrúa pueden comunicarse al teléfono 153 569 189.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS