LA CIUDAD

Una escuela de la zona sur no puede dictar clases por los constantes saqueos que sufrió todo el año

Se llevaron las bombas de aguas que alimentan los tanques de los baños. Piden presencia policial dentro de la escuela en horario nocturnos

Martes 28 de Septiembre de 2021

La Escuela Técnica Nº 392, ubicada en San Martín y Arijón, en la zona sur de Rosario sufrió otro robo y saqueo de instalaciones. Esos episodios fueron de tal magnitud que ni ayer ni hoy se pudieron dictar clases. “Es una situación muy angustiante, tener que abrir dos o tres candados, cerraduras cada mañana y pensar qué nos habrán robado ahora”, expresó el director de la escuela, Víctor Burlón, quien anticipó que los padres de los alumnos están organizando un abrazo solidario al edificio para pedir más protección.

Burlón señaló que la escuela viene sufriendo sucesivos robos en este año. La cifra es alarmante: llevan registrados unos 30 episodios en este 2021. El último ocurrió el fin de semana pasado.

“El sábado entraron a robar y se llevaron los caños de cobre de los aires acondicionados. El domingo volvieron a entrar y se llevaron la bomba de agua que alimenta los tanques de los baños. Entonces no tenemos agua en la escuela y no podemos abrir”, remarcó el titular de la escuela en declaraciones a LT8.

escuela 392-02.jpg

Pero antes del saqueo de este último fin de semana, el establecimiento recibió la visita de delincuentes sólo una semana antes. “En esa ocasión se llevaron los inodoros del baño. Además se robaron reflectores, canillas, cables de teléfono, de internet. Es común que entren delincuentes en la escuela y se llevan todo lo que tienen a mano”, contó con amargura el director de la escuela.

Piden presencia policial en la escuela

Burlón señaló que “hay rondas de vigilancia de la policía, pero evidentemente no da resultados. Hemos pedido la presencia de un agente policial en la escuela desde las 19 hasta las 7 los días hábiles y también los fines de semanas. Es evidente que los delincuentes están acostumbrados a entrar y llevarse lo que encuentran”.

escuela 392-01.jpg

El director aseguró que todos los hechos de robos y vandalismos fueron notificados al Ministerio de Educación y que “ahora estamos esperando que nos repongan las dos bombas de agua. Mientras tanto, hasta que se consigan las bombas, no podemos dar clases. Tengo entendido que los padres de los alumnos está organizando un abrazo solidario para pedir más protección para la escuela”, agregó.

Burlón dijo que se vive “una situación angustiante. Cada vez que llegamos a la escuelas para entrar a un salón tenemos que abrir dos candados, tres cerraduras. Uno llega a la mañana y piensa: qué nos habrán robado anoche?”

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario