La ciudad

Una deuda con los prestadores amenaza el tratamiento de pacientes en diálisis

Son 150 personas que se atienden bajo el Programa Federal de Salud que adeuda varios millones a prestadores públicos y privados.

Lunes 05 de Octubre de 2015

Más de 150 pacientes con problemas renales que hacen diálisis tanto en el hospital Centenario como en centros privados de la ciudad podrían ver afectado su tratamiento. Son los que pertenecen al Programa Federal de Salud para beneficiarios de pensiones no contributivas (Profe), que depende del Ministerio de Salud de la Nación, y que mantiene desde el mes de marzo una deuda millonaria con prestadores públicos y privados que brindan el servicio de diálisis en Santa Fe.

Ante esta situación, la Asociación de Prestadores de Diálisis y Trasplantes Renales de la provincia, que nuclea a la mayoría de esos centros, admitió que deberán ir recortando el servicio en la medida que no se ofrezca una solución.

El Profe se encarga de garantizar la cobertura médico asistencial de personas con distintas situaciones de vulnerabilidad. Si bien es nacional, los pagos a los prestadores se realizan por medio de los ministerios de Salud de cada provincia. De allí que la semana pasada, la asociación que representa a los centros de salud que brindan el servicio, intimó por medio de una carta documento a la cartera sanitaria provincial para que los pagos atrasados se hagan efectivos.

La entidad también mantuvo reuniones en los últimos meses con funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación pero sin resultados a la vista.

El Profe ofrece un subsidio a personas sin recursos socioeconómicos, cubre los gastos de los insumos que se necesitan para el tratamiento y también el traslado de cada paciente al centro de salud correspondiente ya que una persona que padece una enfermedad renal severa necesita asegurarse que va a llegar a cumplir con su terapia tres veces a la semana y no puede realizar esos trayectos caminando o en un servicio público.

La preocupación fue creciendo en las últimas semanas ante la falta de respuestas, tanto entre los médicos como entre los pacientes, algunos de los cuales ya fueron advertidos de que de no saldarse la deuda no contarán desde noviembre con el servicio de traslado que suelen brindar remises y ambulancias.

El sábado, Graciela Beatriz Suárez, una mujer que está realizando un tratamiento de diálisis, escribió una carta de lectores al diario LaCapital en la que manifestó su preocupación y angustia: "Los pacientes que tenemos el Profe y nos atendemos en distintos centros nos quedaremos sin movilidad para ser trasladados. Si el Profe no efectúa los pagos correspondientes no recibiremos más este servicio imprescindible. La diálisis es un tratamiento sustitutivo de la función renal que en caso de no hacerse lleva a la muerte a los pacientes".

Suárez señala en su carta que "quienes padecemos insuficiencia renal crónica nos encontramos en un profundo estado de angustia y desesperación" a la vez que pide una solución definitiva ya que "todos los años nos enfrentamos a la misma situación".

El médico nefrólogo Osvaldo Rodenas, presidente de la Asociación de Prestadores de Diálisis y Trasplantes Renales de la provincia de Santa Fe, admitió que el problema es serio y que efectivamente deberán recortar el servicio de transporte a los pacientes si la deuda no se salda al menos en parte. "Esto es muy grave porque muchas personas al no contar con esta posibilidad se van a quedar en su casa sin cumplir con el tratamiento; estamos hablando en su mayoría de pacientes sin recursos económicos que no tienen la alternativa de tomarse un taxi o de que alguien los lleve y los traiga".

Rodenas comentó que sólo en el hospital Centenario —el hospital público que en Rosario brinda el servicio de diálisis— hay 50 personas que se atienden gracias al Profe y "hay otros 100 pacientes bajo el mismo programa recibiendo el tratamiento en centros privados".

El Profe es un programa del Ministerio de Salud de la Nación y del Banco Mundial, y dada la cantidad de gente que asiste se convirtió en la segunda obra social del país.

"Los prestadores le facturamos al Ministerio de Salud de la provincia quien a su vez se lo cobra a la Nación. Hemos manifestado nuestro reclamo a unos y otros", enfatizó Rodenas, quien comentó que la deuda asciende a más de 5 millones de pesos, y que en junio cobraron por última vez lo correspondiente al mes de marzo.

Rodenas es jefe del servicio de hemodiálisis en el hospital Centenario y a su vez preside la asociación que aglutina a 24 centros de salud privada donde los pacientes cumplen con su rutina de diálisis. Mencionó que el problema seguramente afecta a otras provincias argentinas (la deuda ascendería a unos 90 millones de pesos), pero que tiene conocimiento de que, por ejemplo, Salta ya está cobrando y Córdoba logró un acuerdo para que se le pague a sus prestadores.

"Hablamos con autoridades de nuestra provincia y en forma constante con el gerente de Profe en Santa Fe que puede tener muy buena voluntad pero los pagos no llegan. También mantuvimos reuniones con funcionarios del Ministerio de Salud de la Nación en Buenos Aires, pero seguimos sin novedades, por eso, con mucha preocupación, tuvimos que mencionarles a los pacientes que no podremos correr con el pago de los traslados a partir de noviembre, lo que sin dudas los afectó", señaló.

"Tenemos miedo de que muchos bajen los brazos, de que se queden en sus casas si se les corta este servicio porque la movilidad es fundamental para una persona con este tratamiento", dijo el médico, quien a su vez mencionó que en el interior de la provincia la presencia del Profe es mucho mayor y hay centros que tienen hasta el 40 por ciento de sus pacientes bajo ese sistema.

La asociación de diálisis de la provincia emitió ayer un comunicado en el que se dirigen a autoridades de salud tanto provinciales como nacionales y en el que afirman: "Somos pymes, no somos grandes empresas, somos trabajadores de la salud que brindamos un servicio, nuestra tolerancia ha llegado a su fin, esperamos que terminen con esta indiferencia, hay vidas en juego, necesitamos respuestas rápidas y concretas, ahora ustedes tienen la palabra".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS